Archivo mensual: noviembre 2009

Algún apunte sobre el engendro-ley de economía sostenible.

Leyendo ciertos artículos para informarme sobre ese engendro denominado “ley de economía sostenible”, cuya contribución a la economía española va a ser equivalente a la de la “alianza de civilizaciones” a las relaciones internacionales, he encontrado un interesante párrafo que puede ilustrar bastante sobre el tema de las energías “renovables” que, en su versión eólica, amenazan con invandir Cantabria para regocijo de unos pocos habilidosos empresarios.

El texto lo firma Roberto Centeno en “el confidencial.com”, catedrático de economía y discípulo de Ramón Tamames, el ilustre catedrático que acaba de decir, sobre las afirmaciones gubernamentales de que la recesión ha tocado fondo, que “también el Titanic tocó fondo”. Efectivamente, y ahí sigue, sin salir a flote.

Merece la pena la lectura. (Nota: El texto se refiere a la engendro-ley de economía sostenible, en lo referente a la apuesta por las energías renovables; porque, señores, no sólo el gobierno de Cantabria lo fía todo a los molinos, también el gobierno de España está en ello. Que Dios nos pille confesados).

(…) Y como final de tanto despropósito la guinda del pastel: las subvenciones masivas a las energías renovables, un proceso económicamente insostenible y una fuente inagotable de pelotazos y enriquecimiento ilimitado para unos pocos amigos del poder. Una locura energética que esquilma a las familias, destruye la competitividad de la economía y apenas crea empleo, 32.000 a día de hoy, con un coste de 150.000 euros año por empleo. Las energías renovables costaran en 2009, solo en subvenciones, cerca de 5.000 millones de euros, cifra que llegará a 10.000 millones en 2013 con la nueva ley, lo que elevará el recibo de la luz en un 50%. Una irresponsabilidad oceánica en un país con casi cinco millones de parados, y con un déficit y una deuda pública insostenibles.

El domingo 8 de noviembre la energía eólica, debido al fuerte viento suministraría el 52 % de la potencia necesaria, equivalente al 19 % en un día laborable, lo que puede hacer pensar que es estupendo, nada más lejos de la realidad, cuanto más viento hace mayor es el río de dinero que reciben los amigos del poder, y en consecuencia mucho mas caro el recibo de la luz, así que recen para que no haya viento. Como ese día sobró energía, la exportamos a Francia ¡a menos de la mitad de su coste! Y otra cifra proecologista: un panel fotovoltaico necesita casi tanta energía para producirse como la que generará durante toda su vida, igual que un litro de biodiesel necesita para producirse 0,8 litros de diesel normal, aparte el desastre que supone para la producción de alimentos.

Además, las energías renovables están haciendo operativamente inviable el sistema eléctrico, donde se necesita duplicar la potencia instalada y la inversión, ya que cuando no hay viento suficiente, el 70% del tiempo, la electricidad tiene que generarse de otras fuentes, pero además afecta también a la estabilidad del sistema, todo lo cual incrementa enormemente los costo. Además, las energías renovables son las que han generado el problema del carbón, que necesita 2.000 millones más de subvención para sobrevivir. En resumen la nueva ley, aparte la rechifla general, será la mayor fuente de pelotazos de Europa, y una ruina para la economía, para la competitividad y para las familias.

http://www.cotizalia.com/disparate-economico/economia-sostenible-insulto-nacion-crisis-20091129.html

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Porcupine Tree “the incident”: Un concierto de otro mundo.

Este domingo tuve la fortuna de asistir al concierto de Porcupine Tree en la sala Riviera de Madrid, dentro de la gira de presentación de su último trabajo “The incident”.

El año pasado ya había acudido a la misma sala para ver uno de los últimos conciertos de su enterior gira “fear of a blank planet” (y repetí a los dos días en la sala Rock Star de Baracaldo, y menos mal que no tocaron en más sitios, porque me dejo el sueldo, eso seguro).

Pensé que lo del año pasado era prácticamente insuperable, pero me equivocaba. PpTree es un grupo que parece no tener límites. Un grupo en pleno crecimiento artístico. Un grupo aún minoritario en España (pero con miles de fans en todo el planeta) que crece sin parar, aún estando al margen de las modas y las radiofórmulas.

Porcupine Tree crece por el boca a boca, simplemente, porque ofrecen una música de enorme calidad, y porque tienen el mejor directo del panorama musical actual. Un directo sencillamente impresionante.

La del domingo fue una noche de gratísimas sorpresas. La primera fue descubrir que la banda que les teloneaba estaba compuesta, ni más ni menos, por Tony Levin y Pat Mastelloto, o lo que es lo mismo, el stickman y bajista, junto con el batería, de la última etapa de King Crimson.

Su propuesta, a pesar de tratarse de auténticos virtuosos, es demasiado árida. Versionearon algunos temas de King Crimson (red y elephant talk), pero claro, sin Fripp y sin Belew no es lo mismo, ni mucho menos.

¿Qué es un stick, se preguntarán algunos?. Un stick es un extraño instrumento eléctrico, dificilísimo de tocar, mezcla de bajo y guitarra, pero con una textura musical y una técnica de interpretación muy peculiar. Para el que tenga curiosidad sobre ese instrumento tan complejo, aquí les dejo una pequeña muestra.

La verdad es que, a pesar de ser quienes son, (uno de los mejores bajistas del mundo –Levin- y un batería excepcional –Mastelloto-) a la tercera canción estabamos deseando que llegara la hora de los protagonistas de la noche, es decir, PpTree. Aún así se llevaron una buena ovación, seguramente más por reconocimiento a su importancia musical que por el concierto, breve y algo confuso, que ofrecieron.

Y a las nueve en punto, con una puntualidad británica, subieron al escenario Wilson y sus amigos, y fue el delirio.

Su concierto se estructuró en dos partes con un descanso intermedio. En la primera parte interpretaron TODA (!!) esa larga suite titulada “the incident”, y lo hicieron sin solución de continuidad, de un tirón, tal y como está concebida en el disco. Apoyados en hermosísimos videos, sincronizados de forma perfecta con la música, no se me ocurre mejor comentario que el decir que nos quedamos todos con la boca abierta.

El sonido inmejorable, potente y extremadamente limpio, con una producción de las voces apabullante, llena de matices y atmósferas. He escuchado a los mejores a lo largo de estos años y puedo decir que nadie –incluyo en esta comparación a bandas tan perfeccionistas en directo como Pink Floy, King Crimson-, repito, nadie, que yo haya visto, suena como suena PpTree actualmente.

La interpretación perfecta y el sonido, sencillamente, inmejorable. Me reafirmo, además, en que The incident es una obra excepcional, en la que se alternan pasajes llenos de lirismo, con otros de enorme crudeza.

El disco es enorme, y en directo es inconmensurable. The incident es un compendio de la mejor tradición del progresivo, ahí está el espíritu de Pink Floyd, King Crimson, e incluso Camel o Mike Oldfield, pero, lejos de ser un pastiche, gracias al talento gigantesco de Steven Wilson, esta suma de influencias se convierte en algo único y absolutamente fresco.

Hay gente que dice que The incident no está a la altura de obras anteriores de PpTree, pero en mi modesta opinión, es justo lo contrario, una obra madura, para disfrutar poquito a poco, y que se irá consolidando como lo mejor de la historia del rock progresivo. En directo, como dije antes, es sublime, y se me acaban los adjetivos-

Era digna de verse la enorme atención del público, y el respeto casi reverencial hacia el espectáculo que estábamos presenciando. No se puede tocar mejor, no se puede dominar mejor el tempo de un concierto, no se puede sonar mejor. Y si todos ellos son unos instrumentistas excepcionales, es para destacar el trabajo del batería, Gavin Harrison. Es que lo suyo no es de este mundo.

Tras la pausa, PpTree ofreció una segunda parte compuesta por algunos de sus temas más conocidos, incluyendo revisiones del algunos relativamente antiguos, como “Russia on Ice”, o los imprescindibles “way ouy of here”, “anesthesize”, “sound of muzak”, “start of something beautifull”, y, para finalizar “trains”, cantado a coro por los dos mil asistentes.

Dejaron, obviamente, un montón de grandes temas sin tocar, pero es que a estas alturas su discografía es tan amplia y de tal calidad que es imposible de comprimir en un solo concierto. Harían falta cuatro o cinco horas.

Al final, tras dos horas y cuarto de música con mayúsculas, salimos de la sala con la sensación de haber tenido el privilegio de asistir a una evento irrepetible. Ya sólo nos queda esperar a que vuelvan a dignarse aparecer por estas tierras lo más pronto posible. Yo ya estoy impaciente. ¡Larga vida a Wilson y sus amigos!.

De momento nos conformaremos con esperar la publicación en febrero del próximo año del DVD en alta definición del concierto del año pasado, cuando presentaron esa monumental obra que es “fear of a blank planet”. Os mantendré informados.

Y mientras esperais, disfrutad escuchando ese tema maravilloso que es “way out of here”, y si no os gusta, merece la pena que os corteis las orejas para hacer un par de buenos ceniceros.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

50.000 empleos o más

No saben cómo vendernos el tema de los molinos que amenazan con invadir las tierras de Cantabria (según palabras de la Consejería de Medio Ambiente; palabras, por cierto, que el viento se llevó por arte del Consejero Martín).

Leo estupefacto que Salvador Blanco, Consejero Delegado de Sodercán, nos anuncia que la energía eólica creará 50.000 empleos en diez años, en Cantabria. Y dos huevos duros, como decía Groucho Marx.

No sé si duros o blandos, pero un par de huevos hay que tener para decir semejante disparate.

Estas cosas han de decirse con cautela, no vaya a ocurrir lo que recoge el siguiente documental británico:

Si uno sigue leyendo la noticia, descubre que se trata de una “simulación” de Sodercán. Posiblemente realizada con alguna metodología importada en los muchos viajes a China: la simulación China, conocida vulgarmente como “cuento chino”. Ahora se entiende.

La misma metodología que aplicaron en el estudio de viabilidad para la implantación de la fábrica de fibroyeso (GFB) que, en pleno rendimiento,  iba a crear 300 puestos directos; cifra que en la actualidad se ha multiplicado por cero.

A continuación, en primicia, una dramatización inédita de la negociación del convenio de GFB entre el Sr. Revilla y un representante de la empresa costarricense:

La apuesta eólica, -en la que por cierto hay pululando más de un intermediario, que esos sí que van viento en popa a toda vela, como el bajel pirata que llamaban por su bravura”El Temido”-, nos dice Don Salvador que ha permitido que grandes firmas internacionales nos vengan a conocer, y que Cantabria sea conocida por más cosas que los Picos de Europa, el Sardinero y poco más.

Dicho por un miembro del gobierno me parece, por cierto, una descortesía, ya que Revilla ha declarado en repetidas ocasiones que la gente sabe dónde está Cantabria gracias a él, sus sobaos y la Noria.

Siempre que el gobierno pone en marcha algo (lo que es poco usual, y dan ganas de decir a Dios gracias) es para que nos conozcan: Revilla y su dedicación exclusiva a la tele, el Soplao (me refiero a la cueva), Campus Comillas, Ryanair…

Antes de este gobierno debíamos ser una especie de agujero negro en la Península Ibérica, o como la aldea de la película “El bosque”, con una empalizada que nos separa del resto del mundo atroz.

Lo malo es que esto no siempre es bueno. Antes, en Costa Rica no nos conocían, pero ahora he oído que no sólo nos conocen, sino que incluso nos consideran casi parientes. De hecho nos llaman “los primos” de Cantabria.

Según Blanco, ahora también nos están conociendo por ser el potencial solar donde tales multinacionales, junto con otros nacionales, y algún que otro “hábil” empresario local, van a hacer el negocio padre. Mejor sería que no nos conocieran tanto, la verdad.

Ocurre que como van a poner los molinos sí o sí, que para eso va a sacar tajada bastante gente, nos vienen con simulaciones chinas para que la gente deje de oponer resistencia, ya que cada día hay más paro.

Lo malo es que estas cuentas chinas de los 50.000 empleos no cuadran ni usando esas bolas chinas que regala UGT en algunos foros, y que no son un ábaco precisamente.

Según la última Encuesta de Población Activa, Cantabria tiene 250.000 ocupados (es decir, gente trabajando), y 31.600 parados. Si hablamos de parados en las oficinas de empleo hay prácticamente 39.000. La diferencia deben ser los PVB (Parados que van al bingo, según Revilla).

En todo caso, aplicando la metodología nacional (esta vez no China) de la cuenta de la vieja, aparecen datos sorprendentes. El número actual de ocupados es de 250.000 (redondeando). Esto incluye a TODOS los que trabajan: camareros, dependientes de comercio, médicos, empleados de las empresas públicos, empleados de las administraciones, trabajadores de fábricas, albañiles, mecánicos, repartidores de pizza,  ganaderos, pescadores, empresarios, etc. etc.

Si gracias a los molinos que amenazan invadirnos y efectivamente nos invaden, se crean 50.000 puestos de trabajo, hay que sacar las siguientes conclusiones:

-No hay parados suficientes para cubrir tantas vacantes, ni sumando a los que están en el bingo. Habrá que importar mano de obra.

-En 2020 casi el 20% de los cántabros ocupados trabajarán en la energía eólica. O lo que es lo mismo, de cada diez personas trabajando, dos lo harán en lo eólico.

Por ejemplo, un día con buena entrada en el Sardinero, pongamos un Racing-Barcelona, los trabajadores de lo eólico ocuparán, ellos solos, una grada de preferencia. Algo digno de verse.

Por cada molino instalado, habrá unos 50 trabajadores a tiempo completo. Un ratio muy bueno. No hará falta viento a nada que pongan unas manivelas y hagan unos turnos.

No hay simulación china que haga cuadrar estas previsiones, entre otras cosas porque ¿alguien se cree que toda la industria de las energías renovables de España y Europa se va a instalar en Cantabria?.

Este tipo de anuncios conviene hacerlos el 28 de diciembre. Así la gente, por lo menos, no se enfada.

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Gran noticia para muchos de nosotros

Los músicos estamos de enhorabuena, y los jóvenes también deben estarlo. La iniciativa del Ayuntamiento de Santander para poner en marcha un Centro de Música Joven viene a cubrir una enorme demanda de muchas personas, muy especialmente los jóvenes, que tienen en la creación musical una de sus principales inquietudes.

Este tipo de infraestructuras existen en varias de nuestras principales ciudades, y es una carencia que, por fin (por fin, en mayúsculas) va a ser subsanada. Enhorabuena a Iñigo de la Serna y a Samuel Ruíz por la idea. Suerte para que llegue a buen puerto.

Son cientos los músicos, tanto a nivel profesional como aficionado, que hay en nuestra ciudad y en su periferia.

La música es una actividad cultural y de ocio de primer orden en la sociedades modernas. Ello permite, por tanto, crear equipamientos y servicios que, además, con un buen modelo de gestión pueden ser económicamente rentables.

Sé por experiencia propia lo difícil que es encontrar unas instalaciones adecuadas para desarrollar esta vocación. De hecho son prácticamente inexistentes. No digamos ya encontrar algunas que estén bien acondicionadas, bien equipadas y bien gestionadas. Simplemente no existen en Cantabria. La única excepción (aunque muy centrada en los aspectos formativos) es el Almacén de las Artes de Astillero. Un proyecto con el sello personal de Nacho Diego.

Es incomprensible que los regionalistas de Santander se opongan a este proyecto (los jóvenes tomarán nota sobre quién se ocupa de ellos y quién los considera, simplemente, un sector de la población inexistente).

Argumentar que no existe demanda para este tipo de infraestructuras demuestra un profundo desconocimiento de nuestros jóvenes y de sus expectativas. Pero el colmo del despropósito es argumentar que “en tiempos de crisis no hay que invertir en este tipo de proyectos”.

Todo lo contrario. Cualquiera con un mínimo de conocimiento sabe que las actividades de ocio (y la música ocupa uno de los puestos más destacados en este área) son  un sector económico con un enorme potencial. Estas infraestructuras son servicios rentables económicamente –por tanto no gravosos para la arcas municipales-, y, por supuesto, socialmente.

Crear estas infraestructuras de fomento de la creatividad, que permiten la interacción y la colaboración entre sus participantes, y que apoyan la formación de los jóvenes, es la verdadera política cultural, y no la de pagar subvenciones para cualquier Ramoncín, por mucho que Bosé me cuente lo contrario.

Eso sin contar con que la propia inversión en la construcción y posterior gestión de la infraestructura genera empleo y actividad de forma muy directa.

Hay sociedades, como la británica, en las que la industria de la producción musical contribuyen de forma sustancial al Producto Interior Bruto Nacional., y en las que el circuito de salas y actuaciones mueve una ingente cantidad de ingresos que se traducen en empleo.

Son actividades que no sólo dinamizan el sector de los servicios de ocio y culturales, sino que además llevan a muchos jóvenes a implicarse en actividades creativas y a desarrollar todo su potencial en una etapa esencial de la vida.

Decir, como afirmaba ayer un imbécil anónimo en el foro del Diario Montañés, que eso es un “nido de yonquis” es insultar a la juventud y desconocer que las actividades artísticas son una forma esencial del desarrollo personal. La creatividad es, precisamente, una fuente enorme de progreso y de desarrollo integral de la persona. Como lo es el deporte. Exactamente igual.

Supongo que quien piensa así, cree que mejor será habilitar espacios para botellones, ¿no?. Hay gente que confunde juventud con estupidez o con delincuencia, cuando una cosa y la otra son patrimonio de quien las ejercita, independientemente de su edad.

Es necesario  romper con esos prejuicios y tener en cuenta que en las ciudades más dinámicas del planeta este tipo de equipamientos son algo habitual desde hace muchos años. Su carencia un error descomunal.

Precisamente por cuestiones económicas evidentes, por su potencial dinamizador de la sociedad, por su fomento de la creatividad, y porque son instrumentos de cohesión social (jamás de marginalidad), debemos apoyar sin fisuras este tipo de iniciativas.

Yo sé que mi hijo y muchos de sus amigos, que tienen en la música, como yo, una de sus principales actividades, acudirán a ese espacio cuando esté en funcionamiento. Ahí les quiero ver. Mucho mejor que en otros sitios.

La cultura y el deporte no pueden ser dejados de lado porque sacan, sin duda, lo mejor del individuo. El deporte tiene más apoyo público, bienvenido el que la música tenga también ese apoyo institucional y lo tenga donde más falta hace, es decir en el ámbito local. Me refiero a la música como actividad creativa, no sólo como espectáculo pasivo al que se asiste como espectador.

El Ayuntamiento, además, ha sabido dotarse del asesoramiento de Charli Charlón, gran conocedor del medio y persona muy querida en este ámbito, que sin duda aportará mucha experiencia en las fases iniciales, pulsando de forma sistemática la opinión y las demandas de todo ese amplio colectivo que se mueve en Cantabria en el mundo de la música y que él conoce gracias a su ya larga trayectoria.

Hablaremos largo y tendido de la evolución de esta iniciativa tan importante para muchos. La verdad es que es un proyecto ilusionante.

Y sólo me queda decir que los regionalistas, una vez más, se equivocan enormemente. Están al margen de los jóvenes y se nota; y desconocen el enorme potencial dinamizador, desde una visión exclusivamente economiscista, de este tipo de actividades. Están anclados en los prejuicios del pasado. Una lástima que no se sumen con su apoyo.

Se equivocan de pleno. La ubicación de Las Llamas es perfecta, por accesibilidad, por la proximidad al campus universitario, donde muchos de estos jóvenes cursan sus estudios, y por tratarse de una zona donde una actividad que genera tránsito, y con ello ciertas molestias, queda perfectamente integrada.

Vamos, que no han dado ni una, oiga.

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Sobre la moderación de los comentarios del blog

Voy a empezar diciendo que odio la censura, cualquier tipo de censura. Soy de los que piensa que la libertad individual es lo más preciado. Eso incluye el derecho a ser criticado, y por supuesto a dar réplica a las críticas. Nadie tiene patente de corso en esto, y los límites están fijados por las leyes.

Tampoco creo que los políticos debamos asistir pasivamente al insulto, ni que ser un saco de hostias vaya en el sueldo. Por eso reacciono, si me apetece, a los ataques, que, por otra parte, son absolutamente legítimos. Una cosa no quita la otra.

Me gustaría que los comentarios de este blog no exigiesen moderación previa. Si yo no tuviese un cargo institucional, ni se me pasaría por la cabeza introducir la moderación previa.

No voy a decir que no me afecta leer comentarios negativos sobre mí, aunque estoy bastante acostumbrado. Basta una noticia con mi nombre en el El Diario Montañés digital, para leer, acto seguido, todo tipo de lindezas. Unas posiblemente fundadas, otras, directamente insidiosas, pero es lo hay. A veces hay gente que te apoya, pero el anonimato ampara más el insulto que el elogio. Este juego es así y hay que asumirlo.

No me da miedo, pues, la crítica y menos en mi blog.

Lo que me da miedo es la mala fe. Cualquiera puede imaginar la trascendencia que podría tener un comentario injurioso de un tercero, publicado en mi blog (y que yo no hubiera podido eliminar porque tampoco estoy todo el día pendiente de esto). Al día siguiente sería portada de más de un medio. Con seguridad desayunaría con un titular al estilo de “En el blog de Van den Eynde, etc.etc. se dice que mengano o fulano…”

Yo podría asumir esa responsabilidad como ciudadano, pero como cargo público implicaría a otras personas e instituciones.

Total, que en este caso, a pesar de las opiniones en contra de la moderación previa de gente como Oscar, -de cuyo criterio me fío mucho porque tenemos muchas ideas coincidentes-, prefiero la prudencia, aunque actuar de censor, incluso en mi propio blog, no es una tarea que me resulte grata en absoluto.

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Películas en dos versiones, igualito que en el cine cochinejo de los setenta.

Hoy nuestra amiga Isabel Urrutia, Portavoz de Medio Ambiente del Grupo Popular en el Parlamento de Cantabria, nos ha presentado el curioso caso del video amañado por el Gobierno.

La cosa tiene bastante guasa en la forma, pero en el fondo lo que viene a demostrar es hasta qué punto este Gobierno improvisa y cambia de criterio en asuntos, por otra parte, bastante trascendentes.

Creíamos que eso de decir una cosa hoy y mañana la contraria era patrimonio casi exclusivo de Revilla, pero comienza a convertirse en la seña de identidad de este gobierno chapucero. Si es que todo se pega, está clarísimo.

El Consejero de las Canastillas Sostenibles ha pagado unos miles de eurillos por la modificación del citado video “El vuelo del territorio”, cuyo guión, asesorado (hay quien dice que literalmente redactado) por el anterior Consejero de Medio Ambiente, Ortega Valcarcel, hablaba, en un rapto bucólico de “los molinos invasores que amenazan infiltrase en tierras de Cantabria”. Igualito que los alienígenas de “Mars Attack”.

Ahora semejante profecía desaparece y es sustituida por una música muy “chill out” que nos induce a una engañosa relajación, mientras Revilla I “el averso” y Gorostiaga (que es la que manda) envían al general Sota a invadir, no ya los montes, sino la costa y todo lo que se ponga por el medio. Porque a Cantabria, tal y como lo lleva este gobierno, le va a hacer falta vivir del viento. 

Vamos, igualito que en la citada Mars Attack, cuando los marcianos decían aquello de “venimos en son de paz” mientras te fulminaban con una pistola láser., aquí el gobierno prefiere eliminar pistas sobre la cruenta invasión molinera.

Como en la época anterior al destape, que circulaban dos versiones de las “pelis”, una con las hembras en sujetador cruzado mágico Playtex y braga-faja señora de Sorax, para el circuito patrio, y otra con las carnes esplendorosas “talmente” al descubierto para los marranos de los “uropeos”, aquí en Cantabria circulan dos versiones del “Vuelo del territorio”, la versión original en toda su crudeza, y la nueva, con las vergüenzas convenientemente ocultadas bajo una música hipnótica.

Ahora entendemos por qué Ortega, que tendrá sus cosas, pero es un hombre comprometido con el medio ambiente, se fue del gobierno, y por qué ha sido sustituido por Martín, el Hombre Verde del Gobierno, concentrado en sus ofertas dos por uno, (que las bombillas me las quitan de las manos, oiga).

Pasen, vean y comparen la versión X de Ortega, y la versión censurada de Martín.

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Del túnel de La Engaña al tren del engaño

Otra vez le han dado a Revilla, ¡zas, en toda la boca!, y al resto de los cántabros de paso.

El corredor ferroviaro Bilbao-Valencia, que aquí nos empeñamos en llamar Cantábrico-Mediterráneo, para que no se le vea tanto el plumero, finiquita para siempre la histórica reivindicación de Cantabria, a la que se subió Revilla, sobre aquel Santander- Mediterráneo, lamentablemente abandonada a las puertas de su finalización por el Antiguo Régimen.

Es una paradoja histórica que el primer gobierno regional presidido por un regionalista vaya  a pasar a la historia como el que más nos acercó a la periferia de Bilbao.

Que a la postre Cantabria se articule logísticamente con el resto de España a través de Bilbao no parece que sea como para que lo tengamos que festejar, y contradice el espíritu que el propio Revilla otorgó a su proyecto emblemático, hoy olvidado en algún cajón de Don Pepiño: la autovía Dos Mares, cuya principal justificación era la de unir Cantabria con el Valle del Ebro “de forma directa, sin tener que transitar por el País Vasco”.

Este proyecto también da el finiquito a otra de las reivindicaciones de Cantabria: el AVE Santander-Bilbao, ya que Fomento plantea este corredor como de “altas prestaciones” (sistema conocido popularmente como “tren rapidillo”, ya que no llega, ni de lejos, a la categoría de Alta Velocidad).

Bien, pues este tren rapidillo circulará entre Valencia y Bilbao, donde, si las cosas son como nos cuentan –que yo no me lo creo-, uno podrá subirse a otro rapidillo (eso está por verse) que le llevará desde Bilbao hasta Santander.

Se acabó, pues, la Alta Velocidad con Bilbao, ya que es evidente que no se van a hacer dos nuevas plataformas, y con un canto en los dientes nos daremos si se hace la del tren rapidillo. Porque me temo que de Bilbao a Santander aún nos quedan muchos años de FEVE.

Revilla, que estas hostias las encaja con una felicidad sospechosísima, nos dice que se cumple así la histórica reivindicación, y se queda tan ancho.¡Lo que hay que hacer con tal de mantener el culo en el sillón de La Noria!

ESPAÑA-SENADO-CCAA

Je t'aime, moi non plus

Déjenos de engaños. No es lo mismo, ni mucho menos, un tren Santander-Mediterráneo, que canalice el flujo de pasajeros y mercancías de Sagunto a nuestra ciudad y nuestro puerto (que se vería beneficiado por esa ventaja competitiva de un enlace directo y exclusivo con la Comunidad Valenciana, y por tanto, con los flujos de pasajeros y mercancías del Mediterráneo), que un tren Valencia-Bilbao, que, con su Superpuerto de carácter estratégico, es quien va canalizar la totalidad del transporte.

Lo dicho, en nuestro puerto vamos camino de ver cuatro chalupas y Los Reginas.

A Santander llegaremos los del trasbordo y tres paquetes de Seur, cuando se bajen los de Bilbao. Vamos, lo mismo que si fuésemos un barrio de la periferia de Bilbao.

Con este corredor ferroviario que une Bilbao con Valencia, y con el Blindaje del Concierto Vasco, que garantiza una mejor fiscalidad a las empresas radicadas al otro lado de la línea divisoria, Cantabria tendrá que asumir que sus opciones de futuro se restringen cada vez más al papel turístico y residencial.

Curioso cambio de modelo productivo el que está propiciando este gobierno, sin industria y abocados a ser la reserva natural e infinita del Norte de España. Furaco y sus hijos tienen mejor futuro que los nuestros.

Y como el gobierno socialista de Revilla tiene la misma visión que Stevie Wonder, a lo mejor para entonces hemos llenado nuestros montes de aerogeneradores, cercenando el potencial de nuestra única salida, que al paso que vamos, va a ser el turismo.

Dice Revilla que urge que empiecen las obras del Bilbao-Valencia, que las quiere ver y ya tiene sesenta y siete años.

Le deseamos larga vida para que las vea, y para que pueda admirar, desde su cómodo retiro, cómo queda Cantabria (reserva natural de Vizcaya) después de estos años en los que ha dejado gobernando a los socialistas, que él bastante ocupado anda todo el día en Buenafuente y La Noria.

Primero nos dejaron colgados con el túnel de la Engaña, y nos rematan con “el corredor ferroviario del engaño”.

Con estas perspectivas de futuro, y el gigantesco cañonazo que estamos acumulando con las ingenierías económicas de Agudo, aquí no levantamos cabeza en cinco lustros.

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized