Gov’t mule regresa a sus orígenes con “by a thread”

Por fin llegó el último trabajo de Gov’t Mule, titulado By a Thread.

La primera novedad es la sustitución del bajista, ya que Andy Hess abandonó la banda a finales del 2008 para seguir su carrera como demandado músico de estudio. Como curiosidad decir que Andy ha grabado el último disco de Fito&Fitipaldis que, precisamente hoy, se presenta en el Palacio de Deportes de Santander, y al que iremos a escuchar con no demasiado entusiasmo (pero bueno, es lo que nos llega por aquí, y menos da una piedra).

El nuevo bajista, Jorgen Carlsson, acerca de nuevo el sonido de esta banda de rock sureño a sus orígenes, pues su estilo se asemeja bastante más al del bajista original, el tristemente fallecido Allen Woody.

No es un disco fácil, no es nada pegadizo, y necesita varias escuchas para poder apreciar hasta qué punto contiene algunos temas excelentes.

Lo primero que queda claro es que se aleja de la deriva del grupo en sus últimos trabajos, como Deja Voodoo o High and Mighty, para volver a sonar, de nuevo, como sus primeros discos, Dose o Life before insanity.

Son canciones oscuras, con un enorme protagonismo de las líneas de bajo, y donde los teclados, por ejemplo, tienen una presencia pequeña y en un plano muy secundario.

Pero lo que más sorprende es el acercamiento evidentísimo al espíritu de Jimi Hendrix en alguno de sus cortes, así como la producción, que es mucho más efectista de lo que es habitual en este grupo, que nos había acostumbrado a un sonido crudo, seco y muy directo, sobre todo en sus inicios.

Como en you tube no hay nada del nuevo disco, os pongo este video de una canción de un álbum anterior, expresamente dedicada al gabinete de prensa del partido, “bad little doggie” (que quiere decir: caniche malo y con lacitos).

By a thread no defraudará a los seguidores de Gov’t Mule, pero de entrada te da un cierto mosqueo. Reconozco que lo primero que pensé al escucharlo de un tirón es que era bastante aburrido. Lo que ocurre es que uno es perro viejo en esto de la música, y desconfía de los discos que entran a la primera. Les suele pasar como a las empanadillas, que apetecen mucho de entrada, pero a la tercera estás empachado.

Muy al contrario, los discos que no usan recursos facilotes, que no contienen melodías evidentes, y cuyas estructuras son complejas, necesitan, como los buenos libros, ser digeridos despacito, porque a menudo contienen muchos matices.

Yo agradezco mucho a Warren Haynes, (hoy por hoy el mejor guitarrista de rock que surca esos escenarios de Dios) que haya abandonado su repentina e inexplicable afición por el reggae, culpable, sin duda, de algunos de los peores trabajos de esta banda que se mueve en su salsa en registros que poco tienen que ver con Jamaica.

Ya se sabe que mucha gente dice que el cannabis jamaicano ha traído grandes males a la humanidad. Sin duda el mayor de éllos, – o al menos el mayor que yo conozco- es ese disco de Gov’t Mule “Mighty High” que es lo peor que ha hecho Haynes en su ya larga trayectoria. Malo de cojones, para qué andarse con rodeos.

No voy a desgranar, uno por uno, los cortes de este nuevo disco, ni caeré en el fanatismo de decir que están todos a la misma altura, porque es un disco bastante heterogéneo y un pelín irregular. Pero algunos de los temas son muy destacables.

El álbum se abre con “Broke down the brazos”, un tema que ya adelanté en este blog hace meses, y en el que lo más destacable es la colaboración de Billy Gibbons. Evidentemente el tema suena mucho a ZZTop, pero no tanto como para no reconocer que, en el fondo, el concepto musical está más cerca de Gov’t Mule que de los barbudos tejanos.

Tanto Warren como Billy se salen en la coda final, con un intercambio de fraseos que da gusto (y sanísima envidia) escucharlos.

El segundo tema se titula “Steppin’ Lighty” y este sí que es puro Gov’t Mule. Posiblemente lo mejor del disco. Se inicia con un riff de guitarra muy sencillo, -casi demasiado para lo que estamos acostumbrados a escuchar a Haynes-, pero, cuando piensas que la canción no da para más, a eso del minuto y quince segundos, aparece el fantasma de Hendrix y se cuela en la canción con una progresión de acordes que dispara el tema hacia delante como un tiro. Una gozada. A destacar la producción musical, con un tratamiento muy marcado del uso del delay en el sonido de la guitarra solista, algo nada frecuente en la música de esta peña.

Destacaría también el tema “Monday mourning meltdown”, que se inicia con ciertos aires progresivos, para convertirse en un tema que podría haber formado parte del mismísimo “Life before insanity” (uno de los mejores discos de la Mula), para, de repente, adentrarse en una línea jazz, que a mi, personalmente no me agrada demasiado, pero que no perjudica al conjunto de la canción, que es buena un rato.

“Any open window” resucita de nuevo el más puro estilo de Hendrix. Esta vez de una forma más evidente si cabe. Magnífica canción que, si no te lleva inmediatamente al Electric Ladyland de Superjimi, es que tienes un problema de oído, de cultura musical, o, simplemente, es que te gusta Miguel Bosé, en cuyo caso no sé qué haces escuchando a Gov’t Mule.

Aún hay otros temas excelentes, y sólo uno que merecería una pregunta del estilo de ¿cómo se te ha ocurrido meter esto en medio de este “peazo” de disco, amigo Warren?.

En resumen, quizás el mejor disco de Gov’t Mule desde “life before insanity” y, en todo caso, una necesaria recuperación del sonido más genuino de La Mula Gubernamental.

PD: Esto último no va por ninguna ministra española. Ya quisiéramos.

Y otra PD: Como hay algún lumbreras por ahí que dice que mis gustos musicales son sectarios, y que odio a los que no votan al PP, no queriendo contradecirle y sabiendo que los de Gov’t Mule, allá por Carolina del Norte, no nos votan, me siento en la obligación de decir que Warren Haynes es un enano barrigón (que lo sé porque me saludó y me regaló una púa en Vitoria), lo que pasa es que toca, canta y compone tan bien que a mi me parece hasta guapo. Mucho más que Bosé, eso desde luego.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

3 Respuestas a “Gov’t mule regresa a sus orígenes con “by a thread”

  1. david

    Vaya obsesion que tienes con Miguel Bose…empiezo a sospechar que es pura envidia lo que sientes por el.
    He escuchado a Gov’t Mule-al que ya conocia- y bueno, no deja de ser un grupo de rock que no creo sea ninguna maravilla, ni novedoso. Pero hay que escucharlo para luego opinar…

  2. evdesec

    Era una broma por el revuelo que montó aquel post. No me obsesiona para nada. Respecto de Gov’t Mule, es un gran grupo, pero como en todo, depende de gustos.

  3. Jose Luis

    Acabo de venir del concierto en Barcelona y al principio el sonido instrumental solapaba la voz de Warren, pero luego se ha ido mejorando y en general ha sido un buen concierto. El solo del baterista, fantastico, y las colaboraciones estupendas. (Ya quisiera Miguel Bosé)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s