Del túnel de La Engaña al tren del engaño

Otra vez le han dado a Revilla, ¡zas, en toda la boca!, y al resto de los cántabros de paso.

El corredor ferroviaro Bilbao-Valencia, que aquí nos empeñamos en llamar Cantábrico-Mediterráneo, para que no se le vea tanto el plumero, finiquita para siempre la histórica reivindicación de Cantabria, a la que se subió Revilla, sobre aquel Santander- Mediterráneo, lamentablemente abandonada a las puertas de su finalización por el Antiguo Régimen.

Es una paradoja histórica que el primer gobierno regional presidido por un regionalista vaya  a pasar a la historia como el que más nos acercó a la periferia de Bilbao.

Que a la postre Cantabria se articule logísticamente con el resto de España a través de Bilbao no parece que sea como para que lo tengamos que festejar, y contradice el espíritu que el propio Revilla otorgó a su proyecto emblemático, hoy olvidado en algún cajón de Don Pepiño: la autovía Dos Mares, cuya principal justificación era la de unir Cantabria con el Valle del Ebro “de forma directa, sin tener que transitar por el País Vasco”.

Este proyecto también da el finiquito a otra de las reivindicaciones de Cantabria: el AVE Santander-Bilbao, ya que Fomento plantea este corredor como de “altas prestaciones” (sistema conocido popularmente como “tren rapidillo”, ya que no llega, ni de lejos, a la categoría de Alta Velocidad).

Bien, pues este tren rapidillo circulará entre Valencia y Bilbao, donde, si las cosas son como nos cuentan –que yo no me lo creo-, uno podrá subirse a otro rapidillo (eso está por verse) que le llevará desde Bilbao hasta Santander.

Se acabó, pues, la Alta Velocidad con Bilbao, ya que es evidente que no se van a hacer dos nuevas plataformas, y con un canto en los dientes nos daremos si se hace la del tren rapidillo. Porque me temo que de Bilbao a Santander aún nos quedan muchos años de FEVE.

Revilla, que estas hostias las encaja con una felicidad sospechosísima, nos dice que se cumple así la histórica reivindicación, y se queda tan ancho.¡Lo que hay que hacer con tal de mantener el culo en el sillón de La Noria!

ESPAÑA-SENADO-CCAA

Je t'aime, moi non plus

Déjenos de engaños. No es lo mismo, ni mucho menos, un tren Santander-Mediterráneo, que canalice el flujo de pasajeros y mercancías de Sagunto a nuestra ciudad y nuestro puerto (que se vería beneficiado por esa ventaja competitiva de un enlace directo y exclusivo con la Comunidad Valenciana, y por tanto, con los flujos de pasajeros y mercancías del Mediterráneo), que un tren Valencia-Bilbao, que, con su Superpuerto de carácter estratégico, es quien va canalizar la totalidad del transporte.

Lo dicho, en nuestro puerto vamos camino de ver cuatro chalupas y Los Reginas.

A Santander llegaremos los del trasbordo y tres paquetes de Seur, cuando se bajen los de Bilbao. Vamos, lo mismo que si fuésemos un barrio de la periferia de Bilbao.

Con este corredor ferroviario que une Bilbao con Valencia, y con el Blindaje del Concierto Vasco, que garantiza una mejor fiscalidad a las empresas radicadas al otro lado de la línea divisoria, Cantabria tendrá que asumir que sus opciones de futuro se restringen cada vez más al papel turístico y residencial.

Curioso cambio de modelo productivo el que está propiciando este gobierno, sin industria y abocados a ser la reserva natural e infinita del Norte de España. Furaco y sus hijos tienen mejor futuro que los nuestros.

Y como el gobierno socialista de Revilla tiene la misma visión que Stevie Wonder, a lo mejor para entonces hemos llenado nuestros montes de aerogeneradores, cercenando el potencial de nuestra única salida, que al paso que vamos, va a ser el turismo.

Dice Revilla que urge que empiecen las obras del Bilbao-Valencia, que las quiere ver y ya tiene sesenta y siete años.

Le deseamos larga vida para que las vea, y para que pueda admirar, desde su cómodo retiro, cómo queda Cantabria (reserva natural de Vizcaya) después de estos años en los que ha dejado gobernando a los socialistas, que él bastante ocupado anda todo el día en Buenafuente y La Noria.

Primero nos dejaron colgados con el túnel de la Engaña, y nos rematan con “el corredor ferroviario del engaño”.

Con estas perspectivas de futuro, y el gigantesco cañonazo que estamos acumulando con las ingenierías económicas de Agudo, aquí no levantamos cabeza en cinco lustros.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

4 Respuestas a “Del túnel de La Engaña al tren del engaño

  1. Oscar Sin Nick

    Un poco más, según el panfleto editado por el Gobierno 51,3 años.

  2. rojoyverde

    Comparto tu análisis, no me gusta ni que el Santander-Mediterráneo sea Cantábrico-Mediterráneo, ni que el tren con Bilbao sea de “altas prestaciones”; pero no puedo evitar pensar en qué hicieron al respecto otros gobiernos anteriores, tanto nacionales como regionales, en lo que ha intervenido el PP.

    ¿Nada?.

  3. Yo comparto todo lo dicho en este post. Santander puede convertirse en el barrio de vacaciones de los vascos.

    Lo interesante para Cantabria es estar comunicado por AVE a la capital de España. Desde mi punto de vista no le veo ninún interés a la linea de tren con Bilbao y menos sabiendo que por autovía llegamos en 50 minutos o 1 hora aproximadamente.

    El Gobierno de Cantabria no está haciendo las cosas bien en este sentido y eso lo vamos a pagar caro, muy caro a corto-medio plazo

  4. Pingback: Telepolitika « adicto a las palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s