Gran noticia para muchos de nosotros

Los músicos estamos de enhorabuena, y los jóvenes también deben estarlo. La iniciativa del Ayuntamiento de Santander para poner en marcha un Centro de Música Joven viene a cubrir una enorme demanda de muchas personas, muy especialmente los jóvenes, que tienen en la creación musical una de sus principales inquietudes.

Este tipo de infraestructuras existen en varias de nuestras principales ciudades, y es una carencia que, por fin (por fin, en mayúsculas) va a ser subsanada. Enhorabuena a Iñigo de la Serna y a Samuel Ruíz por la idea. Suerte para que llegue a buen puerto.

Son cientos los músicos, tanto a nivel profesional como aficionado, que hay en nuestra ciudad y en su periferia.

La música es una actividad cultural y de ocio de primer orden en la sociedades modernas. Ello permite, por tanto, crear equipamientos y servicios que, además, con un buen modelo de gestión pueden ser económicamente rentables.

Sé por experiencia propia lo difícil que es encontrar unas instalaciones adecuadas para desarrollar esta vocación. De hecho son prácticamente inexistentes. No digamos ya encontrar algunas que estén bien acondicionadas, bien equipadas y bien gestionadas. Simplemente no existen en Cantabria. La única excepción (aunque muy centrada en los aspectos formativos) es el Almacén de las Artes de Astillero. Un proyecto con el sello personal de Nacho Diego.

Es incomprensible que los regionalistas de Santander se opongan a este proyecto (los jóvenes tomarán nota sobre quién se ocupa de ellos y quién los considera, simplemente, un sector de la población inexistente).

Argumentar que no existe demanda para este tipo de infraestructuras demuestra un profundo desconocimiento de nuestros jóvenes y de sus expectativas. Pero el colmo del despropósito es argumentar que “en tiempos de crisis no hay que invertir en este tipo de proyectos”.

Todo lo contrario. Cualquiera con un mínimo de conocimiento sabe que las actividades de ocio (y la música ocupa uno de los puestos más destacados en este área) son  un sector económico con un enorme potencial. Estas infraestructuras son servicios rentables económicamente –por tanto no gravosos para la arcas municipales-, y, por supuesto, socialmente.

Crear estas infraestructuras de fomento de la creatividad, que permiten la interacción y la colaboración entre sus participantes, y que apoyan la formación de los jóvenes, es la verdadera política cultural, y no la de pagar subvenciones para cualquier Ramoncín, por mucho que Bosé me cuente lo contrario.

Eso sin contar con que la propia inversión en la construcción y posterior gestión de la infraestructura genera empleo y actividad de forma muy directa.

Hay sociedades, como la británica, en las que la industria de la producción musical contribuyen de forma sustancial al Producto Interior Bruto Nacional., y en las que el circuito de salas y actuaciones mueve una ingente cantidad de ingresos que se traducen en empleo.

Son actividades que no sólo dinamizan el sector de los servicios de ocio y culturales, sino que además llevan a muchos jóvenes a implicarse en actividades creativas y a desarrollar todo su potencial en una etapa esencial de la vida.

Decir, como afirmaba ayer un imbécil anónimo en el foro del Diario Montañés, que eso es un “nido de yonquis” es insultar a la juventud y desconocer que las actividades artísticas son una forma esencial del desarrollo personal. La creatividad es, precisamente, una fuente enorme de progreso y de desarrollo integral de la persona. Como lo es el deporte. Exactamente igual.

Supongo que quien piensa así, cree que mejor será habilitar espacios para botellones, ¿no?. Hay gente que confunde juventud con estupidez o con delincuencia, cuando una cosa y la otra son patrimonio de quien las ejercita, independientemente de su edad.

Es necesario  romper con esos prejuicios y tener en cuenta que en las ciudades más dinámicas del planeta este tipo de equipamientos son algo habitual desde hace muchos años. Su carencia un error descomunal.

Precisamente por cuestiones económicas evidentes, por su potencial dinamizador de la sociedad, por su fomento de la creatividad, y porque son instrumentos de cohesión social (jamás de marginalidad), debemos apoyar sin fisuras este tipo de iniciativas.

Yo sé que mi hijo y muchos de sus amigos, que tienen en la música, como yo, una de sus principales actividades, acudirán a ese espacio cuando esté en funcionamiento. Ahí les quiero ver. Mucho mejor que en otros sitios.

La cultura y el deporte no pueden ser dejados de lado porque sacan, sin duda, lo mejor del individuo. El deporte tiene más apoyo público, bienvenido el que la música tenga también ese apoyo institucional y lo tenga donde más falta hace, es decir en el ámbito local. Me refiero a la música como actividad creativa, no sólo como espectáculo pasivo al que se asiste como espectador.

El Ayuntamiento, además, ha sabido dotarse del asesoramiento de Charli Charlón, gran conocedor del medio y persona muy querida en este ámbito, que sin duda aportará mucha experiencia en las fases iniciales, pulsando de forma sistemática la opinión y las demandas de todo ese amplio colectivo que se mueve en Cantabria en el mundo de la música y que él conoce gracias a su ya larga trayectoria.

Hablaremos largo y tendido de la evolución de esta iniciativa tan importante para muchos. La verdad es que es un proyecto ilusionante.

Y sólo me queda decir que los regionalistas, una vez más, se equivocan enormemente. Están al margen de los jóvenes y se nota; y desconocen el enorme potencial dinamizador, desde una visión exclusivamente economiscista, de este tipo de actividades. Están anclados en los prejuicios del pasado. Una lástima que no se sumen con su apoyo.

Se equivocan de pleno. La ubicación de Las Llamas es perfecta, por accesibilidad, por la proximidad al campus universitario, donde muchos de estos jóvenes cursan sus estudios, y por tratarse de una zona donde una actividad que genera tránsito, y con ello ciertas molestias, queda perfectamente integrada.

Vamos, que no han dado ni una, oiga.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

3 Respuestas a “Gran noticia para muchos de nosotros

  1. Me alegro de que el ayuntamiento se mueva con este tema.
    Aunque no es la única virtud del proyecto (tú lo cuentas mejor que para eso eres del gremio musical), me llama mucho la atención que se cuente con Charli Charlón.
    Doble acierto.

    En cuanto a lo que dice el PRC, doctores tiene la Iglesia, pero con todos los argumentos que has dado, poco más queda que añadir.

  2. mmleonb

    La verdad es que es una gran noticia que se cree un proyecto de estas características, es una gran idea tener, por así decirlo, un centro neurálgico en el que las personas con diferentes inquietudes musicales, puedan conocerse, ponerlas en práctica, investigar, disfrutar… que al fin y al cabo es lo que todo músico, (aunque sea aficionado como yo) es lo que realmente le gusta, sin tener que hacer encaje de bolillos para poder tener un espacio en el que poder ensayar, un lugar donde poder intercambiar opiniones e ideas y claro está, poder hacer un concierto y de alguna manera poder culminar un proyecto que de otra manera no podría realizar por llamémoslo, falta de medios, que de eso en estos momentos tenemos mucho y de alguna manera, esperemos poder acabar con aquel topicazo: “Cantabria no suena” que viene escuchándose ya desde tiempo inmemorial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s