Porcupine Tree “the incident”: Un concierto de otro mundo.

Este domingo tuve la fortuna de asistir al concierto de Porcupine Tree en la sala Riviera de Madrid, dentro de la gira de presentación de su último trabajo “The incident”.

El año pasado ya había acudido a la misma sala para ver uno de los últimos conciertos de su enterior gira “fear of a blank planet” (y repetí a los dos días en la sala Rock Star de Baracaldo, y menos mal que no tocaron en más sitios, porque me dejo el sueldo, eso seguro).

Pensé que lo del año pasado era prácticamente insuperable, pero me equivocaba. PpTree es un grupo que parece no tener límites. Un grupo en pleno crecimiento artístico. Un grupo aún minoritario en España (pero con miles de fans en todo el planeta) que crece sin parar, aún estando al margen de las modas y las radiofórmulas.

Porcupine Tree crece por el boca a boca, simplemente, porque ofrecen una música de enorme calidad, y porque tienen el mejor directo del panorama musical actual. Un directo sencillamente impresionante.

La del domingo fue una noche de gratísimas sorpresas. La primera fue descubrir que la banda que les teloneaba estaba compuesta, ni más ni menos, por Tony Levin y Pat Mastelloto, o lo que es lo mismo, el stickman y bajista, junto con el batería, de la última etapa de King Crimson.

Su propuesta, a pesar de tratarse de auténticos virtuosos, es demasiado árida. Versionearon algunos temas de King Crimson (red y elephant talk), pero claro, sin Fripp y sin Belew no es lo mismo, ni mucho menos.

¿Qué es un stick, se preguntarán algunos?. Un stick es un extraño instrumento eléctrico, dificilísimo de tocar, mezcla de bajo y guitarra, pero con una textura musical y una técnica de interpretación muy peculiar. Para el que tenga curiosidad sobre ese instrumento tan complejo, aquí les dejo una pequeña muestra.

La verdad es que, a pesar de ser quienes son, (uno de los mejores bajistas del mundo –Levin- y un batería excepcional –Mastelloto-) a la tercera canción estabamos deseando que llegara la hora de los protagonistas de la noche, es decir, PpTree. Aún así se llevaron una buena ovación, seguramente más por reconocimiento a su importancia musical que por el concierto, breve y algo confuso, que ofrecieron.

Y a las nueve en punto, con una puntualidad británica, subieron al escenario Wilson y sus amigos, y fue el delirio.

Su concierto se estructuró en dos partes con un descanso intermedio. En la primera parte interpretaron TODA (!!) esa larga suite titulada “the incident”, y lo hicieron sin solución de continuidad, de un tirón, tal y como está concebida en el disco. Apoyados en hermosísimos videos, sincronizados de forma perfecta con la música, no se me ocurre mejor comentario que el decir que nos quedamos todos con la boca abierta.

El sonido inmejorable, potente y extremadamente limpio, con una producción de las voces apabullante, llena de matices y atmósferas. He escuchado a los mejores a lo largo de estos años y puedo decir que nadie –incluyo en esta comparación a bandas tan perfeccionistas en directo como Pink Floy, King Crimson-, repito, nadie, que yo haya visto, suena como suena PpTree actualmente.

La interpretación perfecta y el sonido, sencillamente, inmejorable. Me reafirmo, además, en que The incident es una obra excepcional, en la que se alternan pasajes llenos de lirismo, con otros de enorme crudeza.

El disco es enorme, y en directo es inconmensurable. The incident es un compendio de la mejor tradición del progresivo, ahí está el espíritu de Pink Floyd, King Crimson, e incluso Camel o Mike Oldfield, pero, lejos de ser un pastiche, gracias al talento gigantesco de Steven Wilson, esta suma de influencias se convierte en algo único y absolutamente fresco.

Hay gente que dice que The incident no está a la altura de obras anteriores de PpTree, pero en mi modesta opinión, es justo lo contrario, una obra madura, para disfrutar poquito a poco, y que se irá consolidando como lo mejor de la historia del rock progresivo. En directo, como dije antes, es sublime, y se me acaban los adjetivos-

Era digna de verse la enorme atención del público, y el respeto casi reverencial hacia el espectáculo que estábamos presenciando. No se puede tocar mejor, no se puede dominar mejor el tempo de un concierto, no se puede sonar mejor. Y si todos ellos son unos instrumentistas excepcionales, es para destacar el trabajo del batería, Gavin Harrison. Es que lo suyo no es de este mundo.

Tras la pausa, PpTree ofreció una segunda parte compuesta por algunos de sus temas más conocidos, incluyendo revisiones del algunos relativamente antiguos, como “Russia on Ice”, o los imprescindibles “way ouy of here”, “anesthesize”, “sound of muzak”, “start of something beautifull”, y, para finalizar “trains”, cantado a coro por los dos mil asistentes.

Dejaron, obviamente, un montón de grandes temas sin tocar, pero es que a estas alturas su discografía es tan amplia y de tal calidad que es imposible de comprimir en un solo concierto. Harían falta cuatro o cinco horas.

Al final, tras dos horas y cuarto de música con mayúsculas, salimos de la sala con la sensación de haber tenido el privilegio de asistir a una evento irrepetible. Ya sólo nos queda esperar a que vuelvan a dignarse aparecer por estas tierras lo más pronto posible. Yo ya estoy impaciente. ¡Larga vida a Wilson y sus amigos!.

De momento nos conformaremos con esperar la publicación en febrero del próximo año del DVD en alta definición del concierto del año pasado, cuando presentaron esa monumental obra que es “fear of a blank planet”. Os mantendré informados.

Y mientras esperais, disfrutad escuchando ese tema maravilloso que es “way out of here”, y si no os gusta, merece la pena que os corteis las orejas para hacer un par de buenos ceniceros.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Porcupine Tree “the incident”: Un concierto de otro mundo.

  1. Me cago en la mar! No me entere de esto. Le regalé el DVD de un concierto a mi santo porque le gustan mucho y ,la verdad, es que a mi también me han entrado por el oido. La próxima vez avisame, que me parece un planazo!. Un saludo.

  2. evdesec

    Me temo que habrá que esperar a una nueva gira. No quiero darte envidia, pero yo no he visto ( ni escuchado) una cosa igual. Ufff, a punto estuve de vender mis guitarras a la vuelta, pero bueno, habrá que asumir que hay gente con un talento que no está al alcance de los demás mortales.
    Estaremos atentos por si se dejan caer de nuevo.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s