Don Tristán nos ha descubierto, ¡me cago en la leche!

Que la oposición (PP) critique la gestión del gobierno regional de PRC-PSOE en políticas de empleo, al conocerse que el número de parados en Cantabria alcanza cotas nunca antes vistas, podría parecer algo normal. Pero nada más lejos de la realidad; al menos de la extraña y delirante realidad en la que vive nuestro nunca bien ponderado Director General de Trabajo y Empleo, Tristán Martínez.

Si ustedes han tenido el valor de leer y, sobre todo, la capacidad de entender, la tribuna que el citado Alto Cargo del Gobierno ha publicado hoy mismo en El Mundo de Cantabria, habrán comprobado que detrás de las críticas, aparentemente normales y comprensibles del PP, se esconde una conspiración que asola al Universo, como si de una reedición de la consabida lucha entre las fuerzas del bien y del mal se tratase, con la mala fortuna de que a él, que según nos afirma: “NO ES PARTE DEL PROBLEMA”, le ha pillado de por medio.

Según la tesis de la conspiración de Don Tristán, lo que subyace tras esta crítica a su gestión es un nuevo ataque de un ente terrorífico y maléfico que denomina “El Poder” (con mayúsculas).

“El Poder” es, según la cosmogónica visión del Director General del Gobierno, un ente que recuerda sospechosamente a Spectra, la famosa organización que buscaba con ahínco la destrucción del mundo y contra la que se afanaba, entre Martini y Martini, James Bond.

Como todo ente maligno que se precie, El Poder tiene un ejército de esbirros, conocidos como “los hijos del Poder”, y si hemos de creer a Don Tristán, yo soy uno de ellos y muchos de ustedes también, aunque no lo sepan.

Los hijos del Poder no criticamos al Director de Trabajo porque se le dispare el paro y no sepa cómo atajar el problema. Eso es sólo en apariencia. Los hijos del Poder queremos, según el Alto Cargo del gobierno socialista, sojuzgar a los hombres con arteras artimañas, como por ejemplo, dar créditos hipotecarios y esclavizarles de por vida. Si ustedes pensaban que eso quien lo hace es el Banco o la Caja de Ahorros, no van desencaminados, pues todas esas instituciones son tapaderas del Poder, para las que los “hijos del Poder” trabajamos sin descanso por puro placer (para eso somos perversos) y también  porque no nos queda otra, ya que los hijos del Poder, aunque parezca inconcebible, también tenemos que pagar una hipoteca. No sólo somos malos, sino también idiotas. Más que “Spectra” parecemos “Kaos”, la organización de malos gilipollas contra la que luchaba el Superagente 86.

El Poder es de derechas, eso está claro, como todo lo malo. No en vano otro izquierdista visionario, Fernando Trueba, nos acaba de anunciar que todas las dictaduras son de derechas, porque de izquierdas no pueden ser, ya que la izquierda, ungida por un toque divino, encarna todo lo bueno del mundo. Nada hay malo en la izquierda, pues lo que en ella es malo deja de serlo y se convierte, por arte de magia, en algo de derechas. Por mucho que Mao, Castro, Stalin o Pol Pot se pretendieran marxistas, son más de derechas que Franco, según el nuevo pensamiento de la izquierda divina. Así da gusto, es muchísimo mejor que hacer autocrítica.

Siguiendo con el escrito onírico de Don Tristán, nos cuenta en su sesudo y lírico artículo que los hijos del Poder no soportamos que los buenos (es decir, él y los suyos) hayan alcanzado el poder (con minúsculas), ni que estén intentando liberar al mundo del yugo fascista, y desnuda su alma al descubrirnos lo difícil que ha sido resistir y no caer en la fácil tentación de rendirse y creer que él pudiera tener algo de responsabilidad en lo mal que van las cosas. “YO NO SOY PARTE DEL PROBLEMA”, nos dice, así, con mayúsculas, con absoluta certeza. Toda una revelación.

La culpa no es mía, ni remotamente aunque lo parezca,- nos recuerda-,es del Poder, y de los hijos del Poder que trabajan sin descanso para que todo vaya mal y así desalojar a los buenos del gobierno. El Poder aprieta, cierra empresas para que la gente vaya al paro, esté descontenta y a Don Tristán le salgan mal las cifras de desempleados. El poder controla el capital y nos ahoga con sus préstamos envenenados, el Poder mueve a sus ejércitos (los hijos del Poder) para que con sus críticas infundadas generen malestar, señalando con el dedo a los buenos, como él, que NO SON PARTE DEL PROBLEMA.

Me encanta la nueva izquierda maniquea y un pelín ridícula, que no es culpable de nada cuando no gobierna, ni tampoco cuando gobierna. Esa izquierda que te sube la edad de jubilación o te recorta las pensiones por el bien de todos y del sistema, no como la derechona de los hijos del Poder, que cuando hace cosas de esas,no las hace por necesidad y porque “es progresista”, sino para joder a la gente, que es su designio divino.

Me encanta esta nueva izquierda que cuando rescata a la banca, con el dinero de todos, lo hace para garantizar la viabilidad del sistema financiero, no como los hijos del Poder, que si hiciéramos algo así, sin duda sería para esquilmar a los trabajadores y llevarles a la ruina, que es algo que nos pone, ¡para qué negarlo!.

Si al llegar a este punto piensan que se me ha ido la olla, y qué me he pasado de cachondeo, les pido disculpas y que no me juzguen sin antes leer la Tribuna de Don Tristán (El Mundo en Cantabria del 10 de febrero de 2011), porque lo mío es broma, pero lo suyo, lamentablemente, no lo es.

Saber que estas conspiraciones y otras cosas similares llenan los pensamientos de nuestros gobernantes es muy preocupante.

Anuncios

28 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

28 Respuestas a “Don Tristán nos ha descubierto, ¡me cago en la leche!

  1. Tristán

    Hola Eduardo. Acabo de leer tu comentario de texto a mi Tribuna. Verás, para facilitar el debate tienes mi autorización para publicar mi Tribuna en este bonito blog. Y que la gente se lea las dos y comente y todo eso.
    Un saludo.

    • evdesec

      Hola Tristán:
      Lo hago con placer si me facilitas el texto por correo, como sabes El Mundo no tiene edición digital y para editarla tendría que transcribirla personalmente, lo que es de todo punto imposible.
      un saludo

  2. evdesec

    Pensé que el debate tendría otro nivel, reconozco que me sorprenden tus actitudes.

    La he leído varias veces porque no salía de mi asombro, como no han salido de él quienes la han leído y me lo han comentado. Obviamente no me la sé de memoria y mucho menos para transcribirla como debe ser, que es de forma literal.

    Tú has dicho que la publique en el blog y yo me ofrezco a hacerlo, me gusta el pluralismo y el debate, pero necesito el texto, como es obvio. No suelo memorizar estas cosas.

    Y la he entendido, creo yo. He entendido, sobre todo, lo que no entiendes: que cuando se está en política y se detenta un cargo público, hay que saber encajar la crítica. Ser uno de los responsables de Empleo en Cantabria, con la que está cayendo y aseverar que NO se es parte del problema es una osadía enorme, en mi humilde opinión, y un insulto a la inteligencia de los ciudadanos, porque, lo quieras o no, eres parte protagonista del problema por las competencias y responsabilidades que detentas, al fin y al cabo te pagan para que seas parte del problema y de su posible solución.

    Mañana publico una réplica en El Mundo donde lo explico de forma más detallada y, por supuesto, respetuosa, ya que en política nada hay más sano y deseable que la confrontación de ideas.

  3. evdesec

    Créeme que lo siento, un debate de verdad hubiese sido conveniente, pero no parece posible.

  4. ¡Patético y ridículo! Esto formará parte de la Región de Cine que se sacó su, de momento, jefa. Menuda chapuza de Gobierno!!

  5. estefanía

    Si el Director General de Trabajo y Empleo no es responsable del paro que se vaya a su casa y se ponga a la cola de LA OFICINA DE empleo, como estamos haciendo todos los demás. Te van a llamar de todo menos bonito.Hay que tener cara.

  6. Vengador

    Muy bien , Van den. Yo también he leído la tribuna con estupor y confusión. Era como un ataque de no se sabe qué, pero el Señor Martínez era el único bueno de película.Esto era lo que mejor se entendía.

  7. Fermin

    Si, el nivel ha mejorado muchísimo, sin duda. Uff, el problema ya no es que no se entiendan su propia letra, es que algunos no entienden nada.

  8. evdesec

    A pesar de la sobredosis de lirismo, lo he entendido perfectamente. Lo que pasa es que una cosa es entender y otra estar de acuerdo.

  9. Fermin

    Claro, esa es una de las grandes diferencias…

  10. Si todos hacen algo por solucionar los problemas, por poco que fuese, sería más fácil. Yo no tengo tiempo literal para hacer muchas cosas que me gustaría, pero si que me gusta dar un poco de mi tiempo para intentar ayudar un poquito. Antes de leer este artículo, y sin saber de que va el tema, a mi propia iniciativa, he creado una página en facebook para fomentar un servicio de información y promoción del empleo en Cantabria. Si tienen ideas o información de interés, les invito a unirse y ayudar un poquito con su participación. Tienen el enlace en el portal.
    Hasta la próxima,
    Guillermo Fernández

  11. Tristán

    Estás echado a la calle. Primero me dedicas dos tribunas, en las que, además del mal gusto de dedicárselas a alguien con nombres y apellidos, sí que son dignas de lectura sosegada en un congreso de patologías mentales. Pareces obsesionado conmigo. ¿Qué habré hecho yo, Dios mío, para ser beneficiario de tu falta de talento?. …Si al menos hubieras debatido, pero no, sólo se trata de “desmontar a Tristanín”. En fin, que no valgo tanto y ya lo verás.
    No tienes ideas propias, me acusas de ser apolítico, cuando mi tribuna destilaba política (buena o mala, pero política), insultas e insultas y te obsesionas en el insulto. ¿Qué te habré hecho?

    Y ahora, crecido y endiosado (porque te has metido conmigo y no te he contestado) vas y opinas de los líderes de tu partido. Cuando puedes opinar solo sabes criticar y cuando no debes opinar vas y la cagas (no me borres el comentario por lenguaje soez).
    Al final sí he reconocer que eres un crítico brillante….que ya sabes lo que les pasa a los críticos…lo mismo que a los eunucos…que saben, pero no pueden.

    • evdesec

      Eres un cargo público, Tristán, debes aprender a encajar la crítica, pues insultos no ha habido ninguno. Tú opinas, y tu opinión (con nombres y apellidos) puede ser criticada, así son las reglas de la democracia.

      Obsesión ninguna, como se desprende de que haya escrito una crítica, -en respuesta a tu opinión-, en ocho años. No podría haberte replicado sin citarte, pero cuando uno no quiere que le citen, no es una buena idea escribir tribunas pontificando.

      Estos comentarios que publicas en mi blog podrían dar a muchas y jocosas reflexiones, pero aunque creas que soy tan ladino, lo cierto es que no me gusta nada ser cruel y menos con alguien que con sus reacciones disparatadas demuestra que carga con algún tipo de problema que involuntariamente le conduce una y otra vez al ridículo.

      No pareces ser consciente de que con este tipo de entradas, impropias del cargo y las responsabilidades que detentas, quemas tu reputación en una imaginaria hoguera que yo no pienso alimentar echando más leña al fuego.

      Con otros, bastante menos indulgentes que yo, no tendrías tanta suerte. Déjalo estar, acepta este buen consejo.

  12. Krut

    Muy bien, Tristán. ¿y de empleo cuándo hablamos?

  13. Tristán

    Eduardo. Muchas gracias por perdonarme la vida. No sabes cuanto te lo agradezco. Parece ser que ser un “cargo público” sólo debe merecer el respeto de sí mismo, porque para insultar a los cargos públicos ya estás tú.
    Te agradezco que me dejes en paz,…lo último que me dices suena un poco como de “matón”: “déjalo estar, acepta este buen consejo”. No sé si echarme a temblar, cambiar de ciudad, variar mis hábitos o simplemente mandarte a ese sitio que tanto de debe gustar.

    De empleo hablo siempre que me preguntan, al fin y al cabo somos la tercera comunidad con menos tasa de paro. Con bastante menos paro que cualquiera de las Comunidades que más os gustan: Valencia, Murcia, Galicia…

    • evdesec

      Lo hacía con toda mi mejor intención. Realmente has perdido los papeles y la cordura. No lo digo yo, es un comentario general. Haz el ridículo todo lo que quieras, estás en tu perfecto derecho.

      Por cierto, la homofobia de tu comentario (“te mandaría a ese sitio que tanto te debe gustar”) me dice mucho de tu talante.

  14. ciudadano

    Me llama mucho la atención el tono del señor Martínez. Pero esta gente encima de hundir al país encima tiene la cara de no tolerar las críticas.

    A ver si se van pronto!!!!

  15. Antonio

    Por favor, Eduardo, NO CONTESTES A ESTE ILUMINADO. Si es un cargo público dedicado al empleo, primero debería saber encajar mejor las criticas, segundo su principal preocupación debería haber sido señalar más claramente “LOS PODERES” a los que te refieres: quienes son, donde están y porqué tú no los conoces; y tercero debería lamentarse menos y arremangarse más. En cualquier empresa seria este sujeto habría sido despedido por justificarse de esta forma “UN TERCERO OCULTO, UN MALO MALOSO QUE NOS PRESIGUE Y ES EL CULPABLE DE TODO” Sr. Martinez, por favor si lee estas líneas dimita Ud. Ha dado una contestación del todo punto inaceptable, aunque la critica de Eduardo fuese injusta, que no veo que lo sea. ¡Ah! por cierto, el que en esta región el empleo vaya un poco mejor que en el resto es POR MERITO DE SUS EMPRESARIOS, que son los que se la juegan, Y DE SUS TRABAJADORES, que son los que ponen el empeño. Y los gobiernosy adminsitraicones, muchas veces, lo que deberían es NO ESTORBAR.

    • evdesec

      Desgraciadamente la única razón por la que hay menos paro en Cantabria es porque hay menor tasa de actividad. No estamos peor, ni mejor, sino más o menos igual de mal que el conjunto de España, décima arriba o abajo (con la excepción de Andalucía y alguna otra región del sur que tiene sus propios males endémicos y que tienen unas tasas de paro más propias de Africa que del mundo desarrollado).

      Como es lógico, por otra parte, ya que todos padecemos los mismos problemas, entre los que incluyo en lugar preferente, un gobierno incompetente como no se recuerda en toda la Unión Europea.

  16. evdesec

    Sí que es llamativo. Yo creo que no es consciente de que yo soy el Portavoz de Empleo del principal Partido de Cantabria.

    Si Tristán Martínez hubiese escrito una tribuna sobre sus amores juveniles o sobre sus gustos cinéfilos, por poner un ejemplo, jamás se me habría ocurrido criticarle, por disparatados que me parecieran sus gustos, ya que esos están el el ámbito personal.

    Pero es que escribe una tribuna hablando de la crisis, del empleo, de los poderosos, y de su propia gestión, criticando a la derecha y a sus parlamentarios; todo ello en un discurso entre delirante y ofensivo, con el agravante de ponerse por encima del bien y del mal diciendo que “yo no soy parte del problema” cuando tiene en sus oficinas de empleo a casi 46.000 parados.

    Además, como es lógico, la firma con su nombre y diciendo que es Director General de Trabajo… y espera que nadie le diga nada.

    Yo le critico con total corrección, (nada de esos insultos que dice, lo que se puede comprobar yendo a la hemeroteca), pero con la dureza que creo que merece, y también le critico, en tono más irónico, en mi blog y en la web de Cladudio Acebo…y monta esta marimorena, perdiendo los papeles y haciendo este espantoso ridículo.

    En fin, se dicen de izquierdas, pero olvidan que esto no es SU Régimen. Aquí cualquier cargo público puede ser objeto de críticas por sus manifestaciones, y eso va en el sueldo. Olvidan que la libertad en general y la de expresión, en concreto, es una conquista esencial de nuestra sociedad.

    Martínez no puede soportar la crítica pública, pero bien que publicó una tribuna dando leña y escurriendo el bulto. Lo siento pero las cosas no son así.

    A mi, por ejemplo, bien que me ponen a caldo de vez en cuando, y me toca aguantarme, porque así son las cosas, y si yo opino, otros también tienen el derecho a opinar sobre mi y sobre lo que yo digo.

    Este es el talante de una parte de la izquierda (que es absolutamente reaccionaria, intolerante, y que confunde tener un cargo público con tener bula pública, que no es lo mismo).

    Algunos (no me consta para nada que sea el caso del Sr. Martínez, vaya esto por delante) incluso acaban confundiendo el servicio público con el cortijo privado y se acaban comiendo hasta los servilleteros con cargo al presupuesto (véase el caso del ex-presidente del CES), o haciendo regalos de bolsos con cargo a nuestro dinero (véase la noticia de hoy en El Mundo sobre las empresas de la Consejería de Cultura), o viajando por todo el mundo a cuerpo de rey, que paga el ciudadanito (véase las embajadas del Sr. Pesquera y compañía), o despidiendo a los trabajadores públicos que les son incómodos como el más déspota de los empresarios (véase Del Olmo, quien ha pagado por ello).

    Quieren tener opinión, pero sólo ellos. No quieren que los demás la expresen, y cuando alguien les sale contestón, la colera les hace perder la verdadera perspectiva…ese es el talante de buena parte de la izquierda.

    • Antonio

      Por eso mismo Eduardo no hay que responder a este ILUMINADO PELIGROSO, porque te rebajan a su nivel y te machacan con su experiencia. Si tú le criticas porque sus argumentos son inconsistentes, sus PODERES, son fantasmas, y él como responsable de empleo tiene que dar respuestas más CONCRETAS, ILUSIONANTES Y RAZONABLES, no se le debe consentir, ni en este ni en ningún foro de discusión, que continue con sus delirios. Lo siento, NO SON TIEMPOS PARA DELIRIOS, son tiempos de personas con CORAJE Y SENTIDO COMÚN, para echarse el problema del empleo al hombro y buscar soluciones hasta debajo de las piedras, de DAR ILUSIÓN Y ESPERANZA al que lo ve todo negro, porque para eso están los responsables del Gobierno. Pero solo leyendo el escrito del Sr Martinez y sobre todo la contestación a tus críticas NO LE VEO CAPACITADO PARA NADA DE ELLO, y yo como ciudadano sí que me tomo la molestia de pedir que se marche y deje el puesto a alguien que no BUSQUE EXCUSAS Y BUSQUE SOLUCIONES, que no cargue contra el que ni pincha ni corta – en este caso tu Eduardo con todo el respeto- y centre su esfuerzo en la enorme labor de FACILITAR EL EMPLEO EN CANTABRIA. ESTOS NO SON TIEMPOS DE MEDIOCRES.

  17. víctima de Tristán

    Señor Tristán,viendo el ERE que han aprobado desde la dirección provincial de empleo( y bajo tu supervisión),a una fábrica de muebles ubicada en Sobremazas no se como no se te cae la cara de verguenza.Es una indcencia tanto el ERE presentado como su aprobación.si te queda la mínima dignidad DIMITE y pide perdón.Un saludo a todos,de un afectado por ese ERE.

  18. Marisa

    Da lástima que no quieran reconocer su politica errática con argumentos vacuos que como en la mayoria de los sectores y más en el empleo, nos han conducido a una situación en la que muchos jovenes, al igual que yo, no nos ha quedado más remedio que buscar las habichuelas no sólo fuera de nuestra comunidad sino incluso de nuestro pais. Los socialistas dicen estar con la juventud, pero en realidad son sus peores enemigos. El PSOE está agotado y cansado y es evidente que mete la pata de manera sistemática. Su hipocresia es absoluta. Si los socialistas no saben cómo lo tienen que hacer, que admitan las propuestas del PP o dejen paso porque el pais necesita un cambio urgente.

  19. vete a casa ,Tristan...

    Estais hundiendo Cantabria y los parados cualquier dia no cobramos la prestacion por desempleo…y tu lo sabes.Esto es muy fuerte, que el maximo responsable de Empleo del gobierno de cantabria diga que no tiene la culpa del paro….no se como tienes valor despues de decir eso ,de mirar a los ojos de la gente…..por vergúenza “torera” deberias de irte a casa ..y no salir nunca ..tú y los falsarios del PRC.

  20. un colega

    Yo también leí aquella Tribuna del amigo Tristan, y la releí porque no daba crédito, me recordó al Coronel Kurtz, aquel que interpretó Marlon Brando en Apocalypse Now, de hecho la tengo guardada y a todo el que ha venido a casa se la dejo leer para que me de su opinión y sin formular criterios preconcebidos, la respuesta ha sido unánime: a éste se le ha ido la olla
    Si estamos en manos de estas personas, que los dioses nos amparen.

  21. JAVIER J.

    El virus de irresponsabilidad se extiende. El pasado domingo Juan Guimerans, el número 4 de la lista de Gorostiaga, se “atrevió” a decir que los socialistas habían hecho todo bien, lo que es mucho decir. Primero, porque hacerlo todo bien es metafísica y racionalmente imposible dada nuestra naturaleza humana y, segundo, porque, sencillamente, la realidad es más bien la contraria. Ayer, el Secretario de Estado de Economía, Sr. Campa, lejos de reconocer los errores de bulto y los engaños del Gobierno del que forma parte, dijo que el problema de la economía era que los españoles ahorrábamos demasiado y que, según dijo, éramos ricos pues teníamos una cosa que el denominaba patrimonio neto. Como diría el castizo, hay que joderse, soy rico y sin saberlo. Supongo que la expresión patrimonio neto, tiene que ver con el piso que aún debemos la mayoría al banco correspondiente y que si quisiéramos vender nadie nos lo iba a comprar con lo que su valor real es algo más que discutible. Creo que el Sr. Campa olvida la verdadera riqueza: la amistad. Quien tiene un amigo tiene un tesoro y el ejemplo más claro los ERES andaluces. Al final D. Tristán va a tener razón cuando dice que no es parte del problema pues no existe tal. La clave nos la da el Sr. Campa, el patrimonio neto de los españoles que nos convierte en ricos. Como sigamos gobernados por estos individuos, de nuestra querida España, al final no va a quedar ni el solar, perdón, ni el patrimonio neto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s