Queremos tren, aunque hoy no, que llueve mucho. (O me das un tren, o me como unas chuletas).

Esos son los lemas de la jornada de lucha que están organizando a la par, pero con singular descoordinación y escaso sentido del ridículo, los regionalistas y los socialistas, a cuenta de la no-piedra del no-AVE

Desde hace horas, los acontecimientos se suceden vertiginosamente.

Cuando creíamos que todo el regionalismo, con Revilla a la cabeza, se iba para Amusco a comerse un buey a la piedra, va Pepiño y se lleva la piedra. Eso ya lo conté en el anterior post.

En realidad el acto no es exactamente en Amusco, como dije, sino en Monzón de Campos, ciudad lúdica por excelencia de nuestra provincia vecina, en la que te puedes comer un chuletón de buey y algunas cosas más, lo que amortiza sobradamente el viaje.

En esas estábamos: con el regionalismo muy ofendido y Revilla amagando enfados.

La cosa es que a falta de tren buenas son chuletas, y por ello los regionalistas tienen la intención de convertir la multitudinaria erección de la piedra (que se ha quedado Pepiño), en un acto reivindicativo consistente en juntar a muchos regionalistas cabreados comiéndose un buey. La verdad es que como jornada de lucha es bastante mejor que quemar barricadas de neumáticos, aunque no sabemos si igual de efectiva.

Al evento reivindicativo parece ser que también habían invitado a  Gorostiaga y los socialistas, aún a sabiendas de que eso es un acto de insólita rebeldía. Los socialistas, por supuesto, no pensaban ir, extrañados por cómo se ha puesto la gente por un puñetero tren, con lo bien que se va en coche.

Y es una pena, porque uno hubiera dado dinero por ver a los de Bonifaz concentrándose en plan reivindicativo frente a Zapatero. (¡Como estaría el liderazgo del iluminado monclovita si hasta Gorostiaga se le pusiera en pie de guerra, comiéndose un buey en plena operación bikini!).

Uno no para de reírse ante semejante sainete. Este gobierno siempre me ha parecido la banda de Pancho Villa, pero cada día que pasa se parece más a los Chipiritifláuticos, con Valentina y el Capitán Tan.

Recapitulemos, que esto es un lío. Por no saber, no saben ni manifestarse, y a estas alturas los espectadores necesitamos un mapa para saber dónde va a estar cada cual el sábado.

A la hora de comer –porque esta crisis del tren parece la crisis de los misiles de Cuba, con nuevo ultimátum cada hora- la cosa estaba en los siguientes términos:

-A Monzón van los regionalistas a comerse un buey y lo que cuadre,  y a cantar el “queremos tren”. El buey no se salva, por mucho que Pepiño lo ha intentado.

-Gorostiaga, cuadros socialistas y unos amigos, por su lado, considerando con buen criterio que en Santander se come muy bien, que lo saben perfectamente, pasan de barbacoa y se van a la Plaza de las Estaciones para cantar también el “queremos tren” , generando así un insólito sonido estereofónico (Monzón-Santander) que ha de ser escuchado con pavor en la Moncloa.

Revilla, mientras tanto y por si fuera poco, ha pasado el nivel de alerta a DEFCON 2 y amenaza (hasta que se le pase el cabreo, es decir, hasta dentro de unos días) con presentarse a las elecciones generales por toda España, emulando la famosa operación Roca, en un intento de superar ampliamente el ridículo de aquel. Algo que podría conseguir sin ninguna duda.

Y cuando el tema estaba, más o menos, en esos términos, noticia de última hora: empiezan a circular SMS socialistas desconvocando el acto de las estaciones…porque hay previsión de lluvia y sólo tienen neumáticos de seco (versión oficial). Las malas lenguas comienzan a decir que, en realidad, la suspensión se debe a que  a Gorostiaga le duelen las orejas del tirón que le han pegado telekinésicamente desde Ferraz.

Ya sólo nos falta que a última hora decidan que la reivindicación definitiva consiste en que Revilla y Gorostiaga se van a tapar la nariz en el despacho y no van a respirar hasta que Pepiño nos devuelva la piedra, que es lo que hacen los niños malos cuando no se quieren comer la sopa. Sería un precioso colofón a esta jornada de “lucha sin par” por los intereses de Cantabria.

Con esta beligerancia, este nivel de organización y esta contundencia es imposible que no nos den el AVE. Es más, yo creo que nos van a dar dos…

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Queremos tren, aunque hoy no, que llueve mucho. (O me das un tren, o me como unas chuletas).

  1. Vande Jüergas

    No puedo por menos que descojonarme con lo de estos sociatas que sufrimos en nuestra Cantabria querida te voy a cantar…
    Todavía macuerdo cuando Rubalcaba I de Cantabria y II de Cadiz dijo aquello de: Cantabria merece un AVE, no un tren que vaya deprisa. De eso hace…
    Pero mejor todavía ha sido lo de la Lola de Piélagos quien, corta y perezosa, ha afirmado que un tren no justifica un pacto ni su ruptura. ¿Ya no se acuerda lo que dijeron cuando firmó el pacto con los regionatas en 2007? Entre uno enfermo de vetetúasaberqué y la otra con alzeimer, no es extraño que vayamos como vamos, en burra. Voy a crear una ONG para protegerlos, porque ambos son una especie en proceso de extinción. La cantidad de pelas que me van a dar, ¿o me afectará el zapatazo?

  2. Fijo que lo tienes que declarar, sicav más que sicav!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s