Una auténtica vergüenza

El otro día visité el Centro Medioambiental de La Lastra, en Campoo, junto con Óscar, de nuestro gabinete de prensa,  e Isabel Urrutia, que es nuestra diputada encargada del área de medioambiente.

Este centro, que en su día fue un referente turístico y una importante apuesta para el desarrollo económico de Campoo, lleva años de abandono, en concreto, desde el 2005.

Sus instalaciones eran magníficas, y su viabilidad incuestionable, toda vez que la parte esencial de la inversión estaba hecha.

Pero lo cierto es que se trata de un enclave magnífico y un proyecto con un enorme potencial, que, hoy día, se ha convertido en un monumento a la ruindad política.

El Consejero de Medioambiente, Martín, el de las canastillas sostenibles y las bombillas, dice que se ha limitado a cortar la sangría de fondos públicos hacia un ente privado de gestión opaca.

Y ese cortar el grifo, y el consiguiente abandono, han traído el desastre que cualquiera puede comprobar con sólo darse un paseo entre los restos del proyecto.

El potencial de empleo era importante, y el potencial dinamizador para una comarca- Campoo- especialmente necesitada de  este tipo de proyectos, es evidente.

Dice Martín, entre reparto de canastillas y bombillas,  que se trata de un ente privado (La Fundación Alto Ebro), aunque en ésta participasen varios ayuntamientos de la zona, la Confederación Hidrográfica del Ebro, y el propio Gobierno Regional.

Esa tesis del carácter privado de las Fundaciones no parece obstáculo para que el Gobierno financie otras, como la Fundación Comercio, que más parece una empresa familiar, y cuya gestión sí que es opaca, hasta el punto de que llevamos pidiendo años información en el Parlamento sobre su funcionamiento, sin que nadie nos la dé.

Si la gestión de la Fundación Alto Ebro era opaca, como dice Martín cuando sus tareas de azafato sostenible le dejan tiempo, no lo sé, pero lo cierto es que el Gobierno Regional mandó efectuar una auditoría que, parece ser, concluyó con que no había irregularidades.

Si el Gobierno Regional nada tiene que ver con dicha gestión privada, no acabo de entender como pudo mandar hacer una auditoría de sus cuentas.

Más privada es la empresa GFB, y más dinero ha metido el Gobierno Regional (36 millones de euros, frente a los 1,1 que dice que el anterior Gobierno destinó a este complejo ambiental y turístico), con la diferencia de que La Lastra estaba en pleno funcionamiento, generaba puestos de trabajo y tenía un potencial que, ni de lejos, tiene actualmente la planta de fibroyeso, parada, abandonada, con todos esos millones ahí enterrados.

Si son aficionados a las películas de terror, les aconsejo la visita. Y después juzguen si un Gobierno Regional tiene alguna justificación para abandonar y, con ello, permitir la pérdida irreparable de una infraestructura de estas características, en la que hemos puesto tanta ilusión y dinero.

Por cierto, entre los espacios más destrozados, se encuentra un Telecentro financiado por este mismo Gobierno, y del que lo único que queda es un bonito cartel con los logotipos del Gobierno Regional y la Empresa pública Emcanta, porque los equipos informáticos se los han llevado todos, y los que no, han sido arrojados por la ventana.

Sería preferible que Martín hubiera velado por este patrimonio, que las bombillas, los pañales y el café ya me los compro yo de lo mío.

(PD: Me dice Isabel Urrutia que Martín jamás ha visitado esas instalaciones, ni antes ni ahora. Y yo lo entiendo. Los verdugos no suelen visitar a los reos, que es más jodido matar a quien se coge cariño).

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s