La burbuja verde

Hay una máxima del periodismo sensacionalista que dice “que la realidad no te estropee un buen titular”, y que podría ser aplicada a algunos parlamentarios: “que la realidad, en este caso, no te estropee una buen argumento”.

Ayer se produjo el debate sobre la retirada del mal llamado “Plan eólico” del Gobierno, con el fin de buscar el consenso a partir de lo contemplado inicialmente en el “Plan energético Regional”.

El portavoz del PRC, Rafael de la Sierra, a menudo sigue la filosofía de la citada aseveración. Todavía recuerdo que desde la tribuna dijo que yo ganaba más que el Presidente Revilla en mi puesto de director de la oficina de desarrollo “rural” del Astillero. Lo que es falso en todos sus términos, pues ni ganaba eso ni mucho menos, ni tampoco se trata de una oficina de desarrollo rural

Ayer, Don Rafael, en su intento de justificar la barbarie eólica, dio como principal argumento el de la creación de puestos de trabajo, que cuantificó, con notable precisión, en la nada despreciable cifra de “dos puestos de trabajo y pico por molino instalado”.

La verdad es que el PRC tiene un bonito papelón para justificar su sorprendente cambio de criterio, desde aquellos molinos que “causaban aversión” a Revilla hace poco tiempo, hasta la actual postura regionalista: “ si no quieres molinos, toma 1.500 megavatios”.

800px-Eolic_Park%2CSerra_do_Barbanza

Puesto que la agresión paisajística y ambiental no hay quien la niegue, el gobierno se centra en el argumento de los puestos de trabajo. Un argumento que, en términos llanos,  viene a decir: “pues sí, la verdad es que nos cargamos el patrimonio natural, pero es que la gente tiene que comer”, porque prácticamente así de literal lo escuchamos ayer varias veces y de varios portavoces.

Pero el problema del atropello eólico es que no está nada claro que su único argumento aparentemente razonable, es decir, el económico, sea cierto.

Existen informes, uno en concreto de varios investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos, que dicen justo lo contrario y lo argumentan impecablemente. Este informe ha llegado incluso a la Casa Blanca.

Este informe, que ha dado lugar a reflexiones en algunos de los más prestigiosos diarios económicos del mundo, no sólo niega que las energías renovables creen empleo, sino que postula que lo destruyen. El saldo neto final es claramente negativo.

El informe muestra el terrible coste laboral y económico que está provocando el modelo energético implantado en España, consistente en el desvío de enormes recursos públicos al fomento de las energías renovables. Entre 2000 y 2008, el Gobierno español ha comprometido un total de 28.671 millones de euros –descontada la inflación- en subsidios públicos al fomento de energías renovables para los megavatios instalados sólo en dicho período. Un dinero que ha sido o será “sufragado íntegramente por el bolsillo de los ciudadanos, ya sea mediante nuevas subidas en el precio de la luz o aumento de impuestos”, advierte.

Las energías renovables consumen enormes recursos de los contribuyentes. En España, la renta vitalicia media que ingresan las energías renovables es equivalente al 4,35% de la recaudación anual de IVA, el 3,45% del Impuesto sobre la Renta (IRPF) o el 5,6% del Impuesto de Sociedades. De este modo, la factura de la luz tendría que aumentar un 31% para costear el denominado déficit de tarifa eléctrica, según estimaciones de la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Y ello, debido principalmente al coste de las energías renovables. El informe indica que los  consumidores españoles se enfrentan, pues, a una fuerte subida de la tarifa eléctrica o un aumento de impuestos derivado de la política energética impuesta por el Gobierno. Como resultado, este despilfarro de recursos ha provocado la destrucción neta de 113.000 puestos de trabajo en la economía española, según el informe. Es decir, 2,2 trabajos destruidos por cada “empleo verde” generado por este sector gracias a la subvención. (Publicado en Libertaddigital.es)

Esto es sólo un breve extracto. Si te interesa este debate y quieres conocer los textos íntegros, puedes consultar los siguientes enlaces:

http://www.libertaddigital.com/economia/la-falta-de-subvenciones-retrasa-la-renovacion-de-turbinas-eolicas-1276371679/

http://www.cincodias.com/articulo/empresas/falta-estimulos-disuade-eolicas-renovar-parque-espanol-turbinas/20090928cdscdiemp_3/cdsemp/

http://www.libertaddigital.com/economia/eco-internacional-para-el-informe-sobre-el-empleo-verde-en-espana-1276356747/

 http://www.expansion.com/2009/03/26/opinion/1238102298.html

Puesto que llegamos tarde a la energía eólica y lo hacemos de forma imprudente a gran escala, bien podría ocurrir que la denominada “burbuja verde” se convierta en un gravísimo problema para la economía regional y para las arcas públicas.

Pero aquí estamos acostumbrados a tirarnos a la piscina con alegría, sin evaluar los riesgos, ya que, al fin y al cabo, hablamos de patrimonio público, tal y como se ha visto en el escándalo de GFB.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “La burbuja verde

  1. María Quintana

    Me sorprende que un diputado con un blog preste tan poca atención en los Plenos del Parlamento. Yo lo que ví por internet es que la intervención de la que habla fue de otro diputado del PRC, no del sr. De la Sierra

  2. evdesec

    Tiene usted razón, fue una intervención de Pérez Tezanos (De la Sierra intervino justo después), pero a los efectos la argumentación vale perfectamente. Presto atención, por eso recuerdo el contenido de la intervención, pero he confundido al interviniente al escribir de memoria. Mil perdones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s