Una mentira tapa otra (y así sucesivamente)

Sería un buen ejercicio democrático y de información que los ciudadanos viesen la intervención de Revilla este lunes en el Parlamento de Cantabria. (Se puede hacer entrando en la web del Parlamento y accediendo a la videoteca).

http://www.parlamento-cantabria.es/

Hay dos Revillas, pero la mayoría de la gente sólo conoce uno, el tipo simpaticote, dicharachero, que canta montañesas y no se pierde un sarao; el Revilla que saluda a todo el mundo y que se acompaña de un fotógrafo para inmortalizar cada abrazo y regalar la foto al ciudadano para la posteridad. Todo, como se ve, muy natural, sin ánimo electoral alguno.

Es el Revilla que visita Buenafuente, que hace pronósticos sobre los resultados del Racing, o el que dice a Laporta que ha perdido el norte.

Y hay otro Revilla, el que miente sin pudor a la opinión pública, el que escurre el bulto, el que dice una cosa y la contraria, el que apoya a Zapatero en su impulso del Estatut de Cataluña (aunque lo intente compensar con populistas declaraciones en el palco del fútbol), el que mostró su comprensión a las negociaciones del Gobierno con los terroristas, el que está amparando numerosas corruptelas en su gobierno, el que tiene la desfachatez de opinar sobre la honradez de otros por admitir regalos, cuando él mismo reconoce admitirlos sin sonrojo, (a los puros me remito).

http://www.eldiariomontanes.es/20090327/local/cantabria-general/pide-revilla-acepte-regalen-200903271824.html

El que se humilla en Madrid porque no tiene otro remedio, el que promete proyectos con calificativos estratosféricos que luego quedan en nada, o se convierten en pufos mayúsculos, como GFB.

Visita a GFB, el monumento a la incompetencia de un gobierno

Visita a GFB, el monumento a la incompetencia de un gobierno

Este Revilla es el que preside Cantabria. Un presidente mentiroso, sin el coraje suficiente para asumir los errores. El que tapa una mentira con otra mayor. El que siempre huye hacia delante, prometiendo para mañana lo que antes prometió para ayer, y que mañana prometerá eso mismo para pasado mañana, y así sucesivamente.

El que pone para los proyectos fechas que sabe inviables técnicamente, y lo hace a sabiendas y siempre con la voluntad meditada y estudiada de intentar engañar a los ciudadanos, a los que sin duda considera manipulables o directamente idiotas.

Este lunes Revilla volvió a la tribuna y mintió. Eso no es noticia, pero sí lo es la zafiedad de la mentira.

El mismo Revilla que hace meses se vanagloriaba de haber puesto en marcha la empresa GFB “porque el PP no le había dejado nada de nada en ese proyecto”, en un nuevo acto de cinismo y cobardía, ante el escándalo mayúsculo de ese proyecto, se justificó en la tribuna diciendo que él lo único que había hecho es seguir un proyecto del anterior gobierno: Mentira, mentira y una vez más, mentira.

Porque quien pone en marcha, firma todos los acuerdos, viaja a Costa Rica y se hace la famosa foto del champán, quien cambia de ubicación la propuesta inicial (de Campoo a Medio Cudeyo), quien compra maquinaria sin peritar, calificada de obsoleta por los administradores concursales, quien mete dinero público (y hablamos en torno a 6.000 millones de pesetas) en un proyecto a pesar de las reticencias de los informes técnicos es él.

Esto es una realidad objetiva y contrastable, con fechas y documentos.

Y Revilla es quien dice (vean el video) que GFB es una empresa privada (cierto), pero en la que el gobierno ha dilapidado, ni más ni menos que treinta y tantos millones de euros en un proceso digno de pasar a los anales de la irresponsabilidad pública, porque es una chapuza de tal calibre que inhabilitaría a cualquiera hasta para regentar un kiosko de pipas.

De nuevo la huida hacia delante y la mentira. Ahora anuncia que hay dos empresas solventes (¿cómo los de Costa Rica?) interesadas en hacerse con la planta. ¿Realmente con la crisis actual de la construcción, con los grandes grupos de la industria de la construcción pasándolas literalmente canutas, nos podemos creer que alguien solvente se quiere cargar con ese muerto en quiebra?.

Ojalá fuera cierto, pero no es posible creer a Revilla.

Por eso pienso que estamos ante la estrategia habitual del Presidente, -una mentira tapa otra-, patada a seguir y a ver qué pasa en el futuro.

Y cuando suban los impuestos en un  llamamiento a la “solidaridad”, porque no hay dinero para protección social, recordaremos lo que se ha enterrado en proyectos delirantes como GFB, y muchos más.

Al final, todos los ciudadanos de Cantabria taparán éste y otros agujeros. Seremos solidarios con los desastres de este gobierno que sólo en esta chapuza ha metido más dinero público que en todas las ayudas a los desempleados de Cantabria.

No estaría de más tomar nota de todo esto, aunque de GFB, me temo, aún no se ha contado todo, y hay cosas que conoceremos en próximas fechas que hacen pensar que quizás no sólo hay una enorme chapuza, sino entresijos mucho más feos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s