Insólito esplendor

Vaya por Dios. Me saca de mi letargo veraniego la nueva videncia de nuestro Carlos Jesús regional. No procede de Raticulín como el genuino, sino de Polaciones, que está mucho más a mano, pero da lo mismo, porque, al igual que áquel, ve cosas que los demás no vemos.

Revilla  vaticina que Cantabria verá el esplendor en el 2015 (cita literal). Revilla, de hecho,  siempre vaticina. A falta de realidades buenos son los vaticinios. Es como la Sibila de la boina. Nunca habla del presente, siempre del futuro, un futuro que siempre se aleja un poco, porque el futuro tiene la manía de convertirse en presente y el presente tiene muy poco de esplendoroso.

Cantabria verá el esplendor en el 2015, dice Revilla, y a medida que se acerque el 2015, nos vaticinará que el esplendor llegará en el 2020 y así sucesivamente.

“Insólito esplendor” era la traducción del título de una famosa novela de Stephen King, en su primera edición española. Posteriormente fue traducida con mayor precisión como “El Resplandor” (The Shining), y dio origen a una excelente película de Stanley Kubrick protagonizada por Jack Nicholson.

El insólito esplendor de King era lo que veían algunos personajes dotados de una suerte de videncia extrasensorial. Quien era capaz de ver tal esplendor lo que veía, en definitiva, era un universo paralelo de fantasmas, ensoñaciones, y realidades ocultas.

El hijo de Jack Torrance, que era el personaje interpretado por Nicholson, era capaz, como Revilla, de ver el insólito esplendor que nadie más veía.

A lo largo de la historia los que han visto resplandores (insólitos esplendores) han sido los locos y los caraduras.

Cantabria resplandecerá en el 2015, dice Revilla, porque entonces tendremos mejores comunicaciones que nadie, Valdecilla estará acabado, y en el Campus Comillas darán clases de castellano.

Pero sobre todo porque Cantabria habrá transformado el binomio “ladrillo-turismo”, por el momio “aerogeneradores- sin turismo”.

Los que aún no tenemos esa capacidad de ver esplendores insólitos mucho nos tememos que el único resplandor que nos espera en el 2015, si no lo paramos entre todos, es el de los parques eólicos resplandeciendo sobre nuestros montes.

Y el antiguo binomio, convertido en momio para algún avispado y para las compañías eléctricas, resplandecerá para desgracia de la mayoría.

Porque en el 2015, eso con seguridad, sin ven resplandecer algo en el horizonte, no será el AVE, ni el de Madrid ni el de Bilbao.

El futuro que está construyendo el gobierno de Revilla va a ser como el insólito esplendor de Stephen King, es decir, un futuro de los que dan mucho miedo.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Insólito esplendor

  1. ECP

    ” I Have a Dream ”
    Para 2015 tendremos lo que deberíamos tener en 2008. En cualquier caso siempre despues de las elecciones.

  2. evdesec

    Bienvenido, ECP, es todo un honor tenerte por aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s