Aún estamos a tiempo

Todos los días se publica  en la prensa alguna noticia acerca de esa amenaza que se cierne sobre Cantabria, que es la implantación masiva de parques eólicos. Hay un auténtico empeño que preocupa y asusta.

Se cuenta que hay una parte del gobierno y del Partido Regionalista que está muy descontenta con esta iniciativa. No en vano, Revilla dijo hace tiempo que a él los molinos le producen aversión.

Lo malo es que estos mismos regionalistas, se empeñan en dejar claro que lo del mal llamado “Plan eólico” (pues no hay plan específico, sino un desarrollo bastante irregular del Plan Energético Regional, sin estudio de impacto ambiental ni nada que se le parezca) es cosa de “la otra parte del gobierno”, es decir, de los socialistas, cuando son ellos igualmente culpables.

Es una disculpa que no les va a eximir de su responsabilidad, porque en Cantabria todos sabemos que hay dos gobiernos en la práctica, pero institucionalmente sólo hay uno, con Revilla a la cabeza.

Si de verdad este atropello, cuyas consecuencias van a ser demoledoras, es obra de los socialistas, no es menos cierto que los únicos con capacidad  plena e inmediata de paralizarlo son los regionalistas. ¿Vale todo con tal de conservar un sillón?.

Menudo regionalismo de pandereta es éste, incapaz de echar un órdago a sus socios de gobierno en un asunto de semejante trascendencia. Revilla está a punto de pasar a la historia como el Presidente que destrozó nuestro patrimonio natural a cambio de seguir un poco más de tiempo en la poltrona.

parque eólico

Él no lo va a evitar, así que sólo queda confiar en que la sociedad civil, las organizaciones ecologistas, los movimientos ciudadanos, las plataformas que están surgiendo contra la barbarie, sean capaces de parar el destrozo antes de que sea irreversible.

No cabe duda de que hay muchísimos intereses creados, muchísimo dinero en juego, y una auténtica campaña soterrada para intentar convencer a la ciudadanía de los beneficios de semejante idea. Lo que no se dice es para quién son los beneficios y para quién los perjuicios.

Cantabria es una de las regiones menos indicadas para  llevar a cabo semejante implantación. No lo es,  porque su patrimonio natural y cultural es una de sus fortalezas, incluso desde el punto de vista económico. No lo es,  porque nuestra orografía, base de nuestros bellos paisajes, provoca que el impacto de estas instalaciones sea brutal. No habrá lugar en Cantabria que se libre de tal impacto, quizás sólo Liébana.

No dudo que este plan -que no es un plan- permita sanear la gestión nefasta de este gobierno, pero lo hará a costa de hipotecar el futuro de Cantabria, como el desarrollismo urbanístico dio pingües beneficios en su momento y hoy es la ruina de nuestro litoral.

Estos días la Consejería de Medio Ambiente se permite el lujo de ir regalando un bonito DVD con “el vuelo del territorio”, que es un recorrido aéreo por nuestra región. Lo publicitan con un eslogan que dice: “¡No sabes lo que tienes…!, mientras lo ilustra con nuestros bellos paisajes.

Los ciudadanos sabemos lo que tenemos, pero quien no lo sabe o no le importa es el Gobierno.

En este DVD podemos leer: “Protege tu patrimonio. Millones de futuros habitantes de Cantabria dependen de tu concienciación”. Efectivamente es así. También se lee: “Cantabria patrimonio universal”. Totalmente de acuerdo, pero ¿esta es la forma en que queremos tratar semejante patrimonio?.

 

Que nadie desvíe el tiro. Hay que forzar a Revilla a asumir su complicidad y absoluta responsabilidad en este asunto, a ver si, a fuerza de presión popular, recapacita y por una vez (aunque sólo sea una) piensa en el interés general y da ese golpe en la mesa que tanto terror le produce.

Yo animo a todo el mundo a que participe en cualquier movimiento de oposición a este desastre, al menos hasta que se produzca un verdadero debate regional, y se alcance cierta cordura.

Es posible que Cantabria no pueda quedar al margen de la implantación de energías renovables, pero lo que propone el gobierno, por la puerta de atrás, es de tal magnitud que no podemos quedarnos impasibles.

No vale ni el derrotismo ni la abulia. Cuando el daño esté hecho no cabrá la marcha atrás.

Y las miserias que muchos piensan recibir a cambio de que destrocen su patrimonio no van a compensar desde ningún punto de vista. De esto, que a nadie le quepa la más mínima duda.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Aún estamos a tiempo

  1. Un defensor de las EERR

    Sr. van den Eyden,

    No es mi intención criticar su artículo porque creo todos tenemos derecho a una opinión. Y además, hasta entiendo porque dice lo que dice. Pero al mismo tiempo, no puedo más que preguntarme si su opinión no estará basada en algún prejuicio o mala información. Quizás no sea el caso, en cuyo caso, le ruego me disculpe.

    Tengo algo de experiencia en el sector de las renovables, y en la eólica en particular, y no acabo de entender tanta agresividad en las últimas semanas en Cantabria. Parece como si ya estuviera todo decidido y hasta construido. Y nada más lejos de la realidad.

    En primer lugar, hay un concurso en marcha para el que muchas empresas se están preparando, y según se comenta en el sector, son cada vez más importantes las inversiones a acometer y más numerosos los puestos de trabajo a crear a cambio de resultar adjudicatario de una zona. No sé que pensarán ustedes, pero yo opino que en esta época de crisis, bienvenidas sean las actuaciones que creen riqueza para la región.

    Pero mucho más importante, sea cual sea el plan del gobierno a día de hoy, la realidad es que se acabarán construyendo única y exclusivamente aquellos parques que hayan pasado todos los distintos mecanismos de control, y créame que son numerosos y complejos de ser obtenidos, establecidos por la Administración. Y esto incluye todo tipo de alegaciones, y en particular una exhaustiva y muy detallada aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental y de las medidas correctoras. Por tanto, aquellos parques que finalmente sí se construyan, habrán contribuido a la creación de riqueza en la región y sobre todo de los municipios que tengan la suerte (sí, la suerte, y sino, pregúntele a los alcaldes de los 42 municipios incluidos en al plan eólico) de contar con parques eólicos, crearán puestos de trabajo a futuro, evitarán la emisión de gases contaminantes y no supondrán ni remotamente el impacto que ustedes le están asumiendo. Por la sencilla razón que aquellos que sí impacten negativamente, no serán autorizados. O al menos eso ocurre en otras regiones de España.

    • evdesec

      En realidad no se trata de un rechazo ni frontal ni irracional. Nadie en su sano juicio se opone a las EERR, lo que ocurre es que nuestro gobierno ha anunciado una posible implantación masiva de eólicos sin, ni siquiera, redactar un Plan específico al efecto, que debería haber sido discutido en el Parlamento. Ha planteado un desarrollo del Plan Energético Regional intentando, por ello, saltarse la preceptiva Ley de Protección Ambiental Integrada.

      Que haya actuado así es preocupante, y mucho peor es que se anuncie la instalación de 1.500 megavatios (aprox. 750 aerogeneradores), lo que practicamente convertiría a Cantabria en la región con mayor implantación por superficie. Sin duda, algo así, tendrá un enorme impacto ambiental. Es, a todas luces, una propuesta desproporcionada.

      Un gobierno no puede por decreto, sin debate político y social, plantear una actuación de tales características. No hay reversibilidad posible y la cuestión es si el coste ambiental (y por tanto la destrucción de recursos) merce la pena. Cantabria por su orografía es un territorio especialmente sensible a este tipo de impactos, y el paisaje -y el medio ambiente- en Cantabria es un recurso económico de primera magnitud.

      Yo no me opongo a las EERR, sino a la propuesta de desarrollo de éstas en los términos planteados por nuestro gobierno. Tanta urgencia y tanto ocultismo hacen presagiar lo peor.

      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s