A falta de pan, buenas son galletas.

Hoy hemos visto en la prensa a Revilla visitando un importante proyecto empresarial, que está dando empleo a no sé cuántos cientos de trabajadores, doscientos de ellos cántabros…en Palencia. La cosa tiene tela.

Supongo que Revilla debía estar deseando pasearse por algún nuevo “gran proyecto empresarial” , que es una cosa que mola mucho en plena crisis. Querría un triunfal paseo por GBF, entre cientos de trabajadores y miles de placas de yeso, pero la cosa se ha torcido mucho, y allí hay unos pocos currantes (a los que, encima, no  pagan), y placas de yeso…ni una.

Así que cogió el coche oficial (el que no usa para ir a llevar las anchoas a Zapatero) y se plantó en la nueva fábrica de Gullón, en Aguilar de Campoo. Que el Presidente de Cantabria tenga que ir a la Comunidad vecina a ver proyectos industriales generadores de empleo es todo  un símbolo de cómo está nuestra región.

Ahí le vemos en la foto, con gorro de ducha e impermeable de plástico, de esos que te ponen por higiene donde manipulan alimentos. Debieron ponerle también mascarilla, pero no lo hicieron, así que si se come usted una galleta con pelos, acuérdese del Presidente, que llevaba el bigote al aire entre tanta masa galletera.

Y debieron ponerle mascarilla, también, para evitar las lindezas que dijo, contraponiendo ese modelo de gestión con el de cientos de empresarios “desaprensivos”. Esperemos que nadie se dé por aludido, aunque no está el horno para ir tocando las pelotas a los empresarios, que bastante tienen (ellos y sus trabajadores) con seguir a flote en esta región que está “menos mal que el resto”; igualito que los pasajeros de la popa del Titanic, cinco minutos antes de que se les tragase el agua como al resto.

Revilla aprovechó para protestar por los retrasos de la Autovía de la Meseta, ya que no estaba Gorostiaga para darle unos codazos, y para decir que, si en el Ministerio de Pepiño estuviesen los que él tiene en carreteras de Cantabria, se habría acabado hace dos años.

Es mucho suponer, por cierto. Más exacto sería decir que si en Fomento estuviera Mazón, la autovía estaría ahora paralizada por el juzgado por haberse saltado el proyecto o el impacto ambiental, que es la costumbre que más se usa últimamente en Cantabria.

De paso, como es habitual en la incontinencia verbal de Revilla, aprovechó para dar palos a los ecologistas, y decir que no se entiende que le traten tan mal, si su gobierno desde el 2003 “ha puesto fin a la barbarie de la construcción en la costa”. ¡Qué malo es el Alzheimer!. Se le ha olvidado al Presidente que antes del 2003, (y bastante años antes, por cierto), era Consejero de Urbanismo. Así que mejor hubiera estado callado, que me acuerdo de algún informe en alguna Revista Nacional que le hacía responsable de no pocas “cafradas” constructivas en el litoral cántabro.

En fin,  tenemos a Revilla haciendo reivindicaciones cuando sale de visita por Palencia, y visitando proyectos empresariales de enjundia. Lástima que cuando está en Cantabria, ni hace una cosa, ni puede hacer la otra.

Dice que cuando esté con Pepiño, pondrá el grito en el cielo. Pepiño le recordará quién le ha hecho Presidente, se tomarán unas anchoas, y aquí paz y después gloria.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s