Nos toman por tontos

Yo no me molesté demasiado cuando el Alcalde de Getafe dijo aquello de que “los votantes del PP son tontos de los cojones” (y las votantes tontas del coño, si aplicamos debidamente el lenguaje de género, como manda la autoridad competente). Digo que no me ofendí, una vez supe del pedazo de cabestro que había eructado semejante lindeza.

Mucho más me ofende ver que muchos significados dirigentes socialistas no sólo piensan éso de los votantes del PP, sino que lo piensan del conjuntos de los votantes, voten a quien voten.

Me explico. En esta campaña electoral estamos viendo anuncios, videos y expresiones que sólo pueden partir de un emisor que considera que el conjunto de la ciudadanía es tonta de remate. Vamos, que tienen la absoluta certeza de que los votantes son tontos del culo, por usar una expresión sin perspectiva de género, dado que el culo es algo que compartimos todos. (El culo es, en definitiva, un “agente de igualdad”).

Los videos donde aparecen “presuntos votantes de la derecha” que parecen una especie de jauría retrógada, violenta y energúmena, son de tal simpleza, de un maniqueísmo tan burdo, que sólo pueden nacer de una mente que considera que la peña tiene el encefalograma más plano que el Páramo de Masa.

Peor aún ha sido escuchar al Presidente Zapatero (al que se presupone un respeto hacia sus súbditos),  en un mitin de ésos a los que va en aeroplano militar, porque él lo vale, y nosotros lo pagamos, decir determinadas cosas.

Lo único que me congratula ha sido entender que, puesto que lo decía en su mitin, lo decía para su afición, con lo que me reafirma en la tesis de que este hombre no piensa que los votantes del PP son más tontos que la media, sino que tiene el convencimiento de que todos, (los suyos y los no suyos) somos tontos de baba.

Indignado, con esa carita que pone de solemne y que suele anteceder a la emisión de alguna majadería supina, se quejaba de que los del PP (malos, malísimos, especuladores que caminan siempre con un ladrillo bajo el brazo o en el bolso, como la madre de Tamara Seisdedos) habían pedido la dimisión de la Ministra de Defensa porque unos militares habían cogido la gripe porcina.

Hombre, José Luis, ese argumento hay que tener valor para usarlo, a no ser, como digo, que pienses que la gente tiene, en general, el nivel de Cañita Brava. Se pide la dimisión , no porque los militares cojan la gripe, sino por la espectacular ocurrencia de llevar a los niños de excursión a los cuarteles en cuarentena.

No es lo mismo, me parece. Y más se debe pedir la dimisión después de ver el trajín de la soldadesca de cuartel en cuartel, pasándose por el cuerpo de guardia los más elementales protocolos de prevención, habiendo, como hay, no sé cuántos infectados por el virus. Lo de los niños ya ha sido el no va más de la incompetencia.

La verdad es que yo quiero creer que lo de la gripe no es para tanto. Pero, por si acaso, como soy hipocondríaco, el Día de las Fuerzas Armadas, o hacen el desembarco en el Sardinero con mascarillas, o el menda se queda en casa viéndolo por la tele.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “Nos toman por tontos

  1. Creo que lo del culo como agente de igualdad es insuperable.

    O quizás sí. ¿Cómo era eso de la orina del enfermo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s