La guerra de Irak: bolo alimenticio para mentes sencillas

El pasado viernes vino el socialista Alonso a una fiesta de militantes y estrenó en Cantabria, con notable éxito de crítica y público, el nuevo argumento de la fábrica de Pepiño. Uno de esos argumentos que me permito calificar como “bolo alimenticio ideológico“, porque se entregan a la plebe debidamente masticados, ensalibados, listos para ser digeridos con entusiasmo militante, aunque el hooligan de turno no sepa (ni le importe) si lo que se está comiendo es un pulpo o algún otro animal de compañía, por ejemplo, el gato atigrado del vecino.

El PSOE es sin duda el campeón de este tipo de estrategias, que son antiguas, pero extremadamente eficientes, dada la cada día más escasa capacidad de análisis de la gente y la absoluta desinformación general.

El nuevo bolo alimenticio ideológico que los socialistas han cocinado y regurgitado para consumo masivo, dice lo siguiente: “La culpa de la crisis es de Bush y de Aznar, por la guerra de Irak“.

También lo dijeron de los atentados del 11-M, aunque la propia instrucción del sumario haya demostrado que no era ese el motivo (lo recoge así la propia sentencia), pero, ¿a quién le importa la verdad, con lo bien que funciona la mentira?.

Lo bueno es que miles de incondicionales se prestan raudos a abrir la boca y tragar el alimento, que ensalzarán por su exquisito sabor, y que animarán a degustar al conjunto de los paisanos, aunque a más de uno nos huela a gato encerrado y debidamente cocinado.

Como dijo un egregio loco santanderino en una iglesia de Barcelona: “¿no queréis hostias?, pues, tomad hostias”.

Un minuto, como mucho, le faltó a nuestro experto local en argumentarios populacheros, para hacer suya la tesis. Me refiero a Revilla, como usted ha adivinado, avispado lector. Revilla hace tiempo que ha dado por perdida la batalla por la derecha (donde no tienen nada que rascar, como se ha demostrado en dos ocasiones), y compite por el electorado de izquierdas.

Esto no le crea un gran problema ideológico, ya que su pensamiento político se resume en aquello de “lo que diga la rubia“.

La estrategia a Revilla le sale, además, barata, porque no necesita un gabinete de publicistas, ni un Pepiño que los dirija, simplemente, deja a áquel que los fabrique y, raudo, los hace suyos y los adorna con algún que otro toque autóctono, de cocina de la abuela. Con Revilla el bolo alimenticio sigue siendo gato, pero como le echa berza sabe un poquito a cocido montañés.

Y la berza metafórica es el refuerzo del mencionado bolo alimenticio (tragable sólo por incondicionales) con el supuesto apoyo de un Premio Nobel de Economía, y es que citar a un Premio Nobel refuerza mucho de cara al público, aunque sea conocido que los Nobel de Economía son expertos en no dar ni una, e , incluso en arruinar empresas cuando exportan sus conocimientos académicos a la vida real.

En este ocasión el citado es Joseph Stiglitz, que ha publicado recientemente un libro “La Guerra de los tres billones de dólares” en los que mantiene la tesis de que la guerra de Irak “ha agravado” la situación financiera internacional, aunque el origen de la crisis está en las hipotecas tóxicas de EEUU y en la falta de regulación de los mercados financieros, que ha permitido el contagio de los activos tóxicos al conjunto de las economías del planeta.

La tesis de Stiglitz viene a decir, para ser breves y simplificando, que el dinero invertido en esa guerra vendría ahora muy bien para insertar liquidez al sistema y para adoptar medidas de rescate y todo eso. Vamos, que para ser un Nobel tampoco se ha estrujado mucho la cabeza.

Revilla, que tampoco tiene tiempo de leerse más que el título del libro en uno de sus paseos por el Corte Inglés, lo ha extrapolado, y nos cuenta que el “origen de la crisis está en la guerra de Irak”, aunque Stiglitz no haya tenido cojones de llegar a tanto en sus afirmaciones. Pero, ¿qué más da?, ¿acaso alguien se va a leer el tocho del Nobel sólo por saber si Revilla  dice la verdad?. Por supuesto que no.

Pero Revilla no se queda ahí. la prudencia no está entre sus virtudes, así que, intentando explicar cómo coño la Guerra de Irak ha podido hacer que en Cantabria (y España) no se construya un piso, nos regala este argumento colateral de formulación espectacularmente rústica. “La construcción, eso sí que es un fallo. ¿Pero de quién es el fallo, de Zapatero?. pero si esto viene de hace 15 años, si aquí se ha dado barra libre”.

Por añadir algo a la metáfora, se me ocurre decir que, si es cierto que en la construcción de Cantabria se ha dado barra libre, no es menos cierto que el camarero era el propio Revilla, que ha sido responsable de las obras públicas y el urbanismo regional durante los últimos 15 años. ¡Ay, ese subconsciente traidorzuelo!.¡Si es que lo ha clavado!, oiga, ¡hasta en las fechas!.

Acabo con una reflexión: vaya drama tiene Gorostiaga conviviendo con este Cuco, que le roba los argumentarios, el público, y, en definitiva, los votos. Esta mujer se va a quedar en nada.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “La guerra de Irak: bolo alimenticio para mentes sencillas

  1. Estefanía

    Muy bueno el artículo y muy triste la realidad, a pesar de la “coñita” que te caracteriza y que, he de reconocer, hace a veces más llevadera la pena de tener que soportar diariamente las declaraciones vacías, inconsistentes e incongruentes de este Señor que nos ha tocado como presidente regional.

    Hemos tenido que leer en la prensa y escuchar en diferentes medios de comunicación las tonterías del Sr. Revilla, tonterías referentes a los más variados temas, pues osado es un rato.

    Es lo que tiene nuestro presi, lo mismo opina de economía (las últimas afirmaciones a las que te refieres no tienen desperdicio), que se erige en lingüista consagrado para respaldar las tésis infundadas del primer “soplagaitas” americano que aparece por Cantabria a revelarnos que el castellano nació en Valderredible.

    Sigue dándoles un poco de caña porque sólo con sentido del humor es posible digerir tanta tontería junta.

    Eso sí, en la fiesta del 1º de mayo ni un solo representante de nuestro gobierno. Las palabras sobran, los hechos les delatan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s